27 sep 2020

Ir a contenido

EDITORIAL

La ciudadanía resiste el confinamiento

La percepción de la gestión de la crisis sanitaria por parte del Gobierno de PSOEy Unidas Podemos se desgasta con el paso de los días

Pedro Sánchez, en la reunión del comité científico de seguimiento del coronavirus, en la Moncloa, el sábado.

Pedro Sánchez, en la reunión del comité científico de seguimiento del coronavirus, en la Moncloa, el sábado. / MONCLOA / BORJA PUIG DE LA BELLACASA

La preocupación de la población española por la pandemia del coronavirus sigue siendo muy alta, según una encuesta del GESOP, tras tres semanas de estado de alarma, aunque desciende ligeramente en el momento en que parece que la curva de contagios se ha estabilizado y empieza a bajar el número de muertos. El 88,5% de los españoles estaban muy o bastante preocupados por el coronavirus el día 3 de abril, frente a medio punto más en el inicio de la semana y un pico del 89,9% dos días antes. La preocupación, lógicamente, aumenta con la edad.

Sobre la actitud ante el confinamiento, la mayoría sostiene que lo soporta bien, con índices cercanos al 60%, mientras que en torno al 27%-28%  de los encuestados aseguran que lo llevan regular y entre el 15% y el 12% confiesan que lo viven mal. Estas respuestas incluyen ya los días del confinamiento más duro, con la práctica paralización de la economía, que se levantará a finales de la próxima semana, lo que ya ha vuelto a suscitar críticas por parte del Govern de Quim Torra, que pide la prolongación del confinamiento total.

Reprobación mayoritaria

La actuación del Gobierno de Pedro Sánchez merece la reprobación mayoritaria de los encuestados: la califican de mala el 41%-42%, mientras que el 20% la consideran normal y el 30% la estiman buena. Los más críticos son los jóvenes de 18 a 29 años, con el 48,8% de reprobación, mientras que los mayores de 60 años son los más benevolentes (32,4%). Por comunidades autónomas, Catalunya figura en la banda alta de las más críticas, con el 43,3% de nota mal o muy mal.

La mejor o peor valoración del Gobierno encaja, como es natural, con el recuerdo de voto del 10-N, siendo los votantes del PSOE y de Unidas Podemos (UP) los más benevolentes y los de Vox los más críticos. Los que manifiestan haber votado a UP aplauden más al Ejecutivo de Sánchez que los del PSOE (el 62,7% creen que lo hace bien o muy bien frente a 50,1% de los socialistas). Los votantes de Vox suspenden al Gobierno por una abrumadora mayoría del 93,5%. Entre los del PP, la censura también es muy amplia, pero se queda a más de 20 puntos de la extrema derecha (el 71,4%), y los seguidores de Ciudadanos son críticos, pero más moderados (el 66% de opiniones desfavorables). Entre los partidos catalanes, la sorpresa es la altísima reprobación entre los votantes de Junts per Catalunya, con cifras (el 83,9% de mal o muy mal) que superan en 10 puntos al PP y se distancian de los simpatizantes de ERC, que expresan la moderación que defiende ahora el partido. Entre los votantes de Esquerra, la reprobación del Gobierno de Sánchez no llega al 40%.

La encuesta también pregunta sobre el futuro. Ante la cuestión de cómo será la situación dentro de 15 días, una mayoría estable que supera ligeramente el 40% cree que mejor (frente al 11% que la ve peor). Y sobre cuándo se producirá la recuperación de la economía, una mayoría exigua (34,7%) piensa que en un año, frente al 27% que la sitúa entre uno y dos. Dentro de la justificada preocupación que provoca el covid-19, aún quedan rastros de optimismo.