30 mar 2020

Ir a contenido

Al contrataque

Los presidentes del Gobierno, Pedro Sánchez, y y la Generalitat, Quim Torra, durante su encuentro en el Palau, este jueves.

FERRAN NADEU

Señores presidentes, o no

Xavier Sardà

Carta abierta al jefe del Govern y al del Ejecutivo español

'President' Torra, o no:

Resulta usted insoportable dentro de lo insoportable que resulta el 'procés'. Vamos, que bate usted todos los récords. Resulta risible su jugueteo con la desobediencia 'low cost'. Es grotesca su obsesión por tener un final de mandato cochambrosamente heroico. Hay gente en la cárcel, Torra. Déjese usted de pufos patrióticos, de timos victimistas y dígale a Puigdemont que elija de una vez al cabeza de lista. Después, que le hagan a usted una figura en el museo de cera.

Vuestros ires y venires con la política catalana no tendrían mayor importancia si no fuese porque resulta ser el país de todos los catalanes. Sí, Torra, este país es tan mío como suyo. La diferencia es que usted cree que puede jugar con él, usted cree que puede retozar pidiendo mediadores, usted cree que puede echarle la malaventura a Esquerra y cree que la izquierda española es pura inmundicia y zurullo. Prefiere la España de mano dura para justificar sus paranoias y monomanías. Prefiere el 155 que el 3/24.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Eso sí, Torra, no deje de decir que España es una dictadura franquista y una monarquía absoluta. No deje de repetir tales mantras hasta la saciedad. Seguramente son afirmaciones 'ad maiorem gloriam' de sus votantes, pero en Europa quedan ustedes como frikis irredentos. No hablo de impresiones personales. Imaginemos movimientos secesionistas en Italia o en Francia, argumentando que ambos países son dictaduras puras y duras. Mal mensaje cara a la Unión Europea y la mayoría de los gobiernos. Le hacen un pésimo favor a cualquier potencial movimiento nacionalista. Los países europeos toman nota del fenómeno independentista catalán, para no caer en el error de abrir la mano para contentar a los insaciables. Si lo de Catalunya es el final, mejor no iniciar el juego. No hablo de impresiones personales.

Presidente Sánchez:

Permítame decirle que algunos preferirían que se viese con Torra sin que se lo exigiesen. Preferirían que, si acaso, llegase a acuerdos con Esquerra por convicción y sin que fuese impepinable. Algunos preferirían que introdujese usted cambios en el Código Penal por convencimiento político y no apremiado por los 'indepes'. Preferirían que se jugase su futuro político más por creencias que por hipotecas

Las críticas que recibe desde la derecha lo convierten a usted en el político dialogante que busca puntos de encuentro. Está bien. Pero más lo estaría si no se encontrase usted entre la espada y la pared. Tras hablar con Torra dijo que hay que empezar de nuevo y acercarnos. Estimulante, pero difícil. Los ciudadanos catalanes que lo votan a usted están lejos, sin haberse movido de sitio. Es de esperar que tenga usted suerte, Presupuestos y honorabilidad. Difícil tripleta.