Ir a contenido

Al contrataque

Pedro Sánchez, en el Congreso, el 27 de febrero.

EFE / J. P. GANDUL

Machacar al soldado Sánchez

Xavier Sardà

No caben el distanciamiento ni el cinismo. Flamante nuevo Gobierno nacido entre los fogonazos de los adversarios y el leve desaliño de los favorables. Veremos. Las últimas elecciones solo trajeron posibilismo y cálculos, casi más renales que electorales. La tentativa intensiva y patológica de fomentar un tamayazo fue un recital de insensateces. La derecha buscaba un Bruto a toda costa para aniquilar el cesarsanchismo.

-"¡¡¡Hay que impedir el pacto de Gobierno con los separatistas!!! ¡¡¡Tú puedes lograrlo!!! Escribe al diputado del PSOE en tu provincia y pídele que se niegue a votar este infame pacto con ERC y PNV en el Congreso de los Diputados. Basta con que 17 diputados del PSOE valientes se abstengan".

Claro, las posibilidades que se abrieron son notables:

-"¡¡¡Hay que impedir que los chóferes del parque móvil ministerial lleven a Sánchez en los coches oficiales!!! ¡¡¡Que vaya a pie o que le lleven los 'indepes' en sus coches particulares!!!". Respetando, además, Madrid Central, claro.

-"Si en el personal de hostelería de la Moncloa hay algún patriota de verdad, que no le sirva pastas con el café al presidente ilegítimo Sánchez".

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

-"Este gobierno tendrá cuatro vicepresidencias. ¡¡¡El de Estados Unidos solo tiene una!!! ¿Hay algún patriota que quiera evitar tanta vicepresidencia? ¿Hay algún flamante vicepresidente que se conforme con una subsecretaria? ¡¡¡No permitáis que Sánchez se salga con la suya!!!".

-La Conferencia Episcopal llama a los católicos a elevar oraciones especiales por España en todas las iglesias, misas y conventos, porque el nuevo Gobierno ha generado "inquietud". "¡¡¡Hay que conseguir que todos recemos por lo mismo!!!" Que ningún cura rojo rece por Sánchez, bajo amenaza de excomunión. Solo que algunos recen en sentido contrario, el sumo hacedor podría ser más benévolo con el nuevo Gobierno.

-"No permitamos que el presidente se salga con la suya en lo deportivo. ¡¡¡La Supercopa en Arabia Saudí con Sánchez en funciones!!! ¿No hay patriotas para frenar tanto despropósito? Que la Supercopa se quede en España y que Sánchez se vaya a Arabia Saudí".

-"¡¡¡Pere Aragonès le dice a Mònica Terribas que todavía no se ha pactado con el Gobierno el tema de los Presupuestos!!!" Menos mal. A lo mejor los diputados patriotas de Esquerra Republicana se niegan de nuevo a aprobarle las cuentas del estado a Sánchez. Que la Conferencia Episcopal rece también por Gabriel Rufián y sus abstencionistas.

-"¡¡¡Hay que conseguir que la banca devuelva el dinero que se le prestó en su momento!!! ¿Hay algún banquero patriota que esté dispuesto a devolver parte de lo que ganó y entregárselo al PP, para así poder hacer una buena campaña contra Sánchez y acabar definitivamente con él?" Amén.