20 sep 2020

Ir a contenido

Al contrataque

Un cooperante de la ONG Acción Contra el Hambre en Etiopía.

ACCIÓN CONTRA EL HAMBRE

Presunción de decencia

Carles Francino

No me atrevería a afirmar que el nacionalismo sea una enfermedad infantil, como decía Einstein, entre otras cosas porque si se complica puede convertirse en algo mucho peor. Y tampoco tengo claro que ese nacionalismo -el que sea- se cure solo viajando, como sostenía Cela; hace falta algo más. Pero sí me parece indiscutible que conocer mundo ayuda a ensanchar la mente, mitigar prejuicios y relativizar problemas. Voy a quedarme en esto último, porque sé que tenemos una ristra de motivos para quejarnos y mirar el futuro con inquietud, pero de vez en cuando el aire que entra desde fuera hace algo más que despeinarnos: nos despeja la cabeza.

Hoy que ya hemos cruzado un puente festivo en el que seguramente habremos gastado y consumido por encima de nuestras posibilidades, me atrevo a recomendar un tratamiento de choque con la cultura como cómplice.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Primer paso: la música. 'Lucha de gigantes', un concierto solidario que el próximo día 18 -¡¡¡sí, el día del Barça-Madrid!!!- pretende llenar el antiguo Palacio de los Deportes de la capital -ahora le llaman Wizink Center- para ver a gente como Miguel Ríos, Silvia Pérez Cruz, Macaco, Elefantes, Los Secretos…

Segundo paso: el cine. 'El monstruo invisible', un cortometraje que han rodado Javier y Guillermo Fesser en un vertedero de Filipinas, donde decenas se niños se afanan para recuperar algo de lo que otros han tirado. Son buscadores de tesoros porque una bolsa de plástico, una varilla metálica, una lata o un resto de comida valen su peso en oro.

Ambas propuestas nos llegan en vísperas de la Navidad, apelando a la presunción de decencia que se nos supone en esas fechas y coinciden en lo mismo: recaudar dinero y agitar conciencias para Acción contra el Hambre, cuyos cooperantes se baten el cobre por todo el mundo, intentando aminorar unas cifras que -aun siendo mejores que hace una década- nos continúan sonrojando: 815 millones de personas que pasan hambre y 663 millones sin acceso al agua potable. Dos problemas conectados, que además se van a agudizar durante los próximos años a causa de los efectos del cambio climático.

Siempre recordaré la fiesta a la que asistí en Mali, en mitad de la nada, por la puesta en marcha de un pozo, financiado precisamente por Acción contra el Hambre; acudió gente de aldeas situadas a varios kilómetros a la redonda. Acostumbrados a convivir con la muerte, ese día estaban celebrando la vida… que puede parecer cara o barata según las circunstancias. ¿Saben cuánto cuesta una entrada para el concierto 'Lucha de gigantes'? 40 euros. ¿Saben qué se puede hacer con 40 euros? Me lo dijo Emilio Aragón, creador -y soñador- de la idea : "Salvar a un niño". ¿Alguna duda?.

.