Ir a contenido

LA CLAVE

Lorena Roldán, en una sesión del Parlament.

DANNY CAMINAL

El discurso de la diputada Roldán

Joan Cañete Bayle

Los políticos, grosso modo, pueden dividirse entre los que se esfuerzan por solucionar problemas y los que los crean o los agravan

"¿Qué papel juega la goma 2 en todo esto de la secesión pacífica?" Con la serenidad y perspectiva que dan los días transcurridos, leer en frío, en la transcripción oficial del Parlament, el discurso del pasado jueves de la diputada de Ciutadans, Lorena Roldán, es un ejercicio revelador. Negro sobre blanco, desprovisto el texto de la imagen, de la gesticulación y de la entonación, a salvo del ruido que se generó en el hemiciclo, desnudas las palabras del artificio y de la retórica, el discurso de Roldán revela con crudeza su dañino potencial para la política entendida como la gestión del bien común a partir de posiciones ideológicas diferentes e incluso opuestas.

"O sea, que usted gestionar, nada de nada. Ahora sí, lo de venir aquí, ponerse medallitas y hacerse la víctima, eso lo borda".

Diminutivos peyorativos

Leído el texto desnudo, el estilo oratorio de Roldán muestra sus influencias (Inés Arrimadas, sobre todo), sus trucos y sus recovecos.  Es un discurso rico en refranes, chascarrillos y zascas, basado en las preguntas retóricas, las repeticiones y las interpelaciones directas ("señor Torra" es de lo más repetido); abundan palabras como "chiringuitos", los diminutivos peyorativos, la inevitable referencia a "las bestias taradas" sobre las que escribió Torra, las interjecciones y, en general, un falso coloquialismo. En cámara queda hasta ocurrente, mejor aún en clips en redes sociales. Escrito en el libro de sesiones, para estudio de los historiadores del futuro, es un perfecto retrato de un modo de hacer política, la radiografía de la talla política y moral de su autora. Roldán, pues,  queda en manos de la benevolencia de la posteridad. 

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

"Señor Torra, ¿sabe lo que es esto? ¿Sabe lo que es esto? Esta fotografía es la viva imagen del terror. Esto es el atentado de ETA en la casa cuartel de la Guardia Civil de Vic, en Catalunya. Murieron diez personas, señor Torra".

Los políticos, grosso modo, pueden dividirse entre los que se esfuerzan por solucionar problemas y los que los crean o los agravan. Roldán, su discurso tóxico y la estrategia de su partido, no contribuyen en nada a solucionar el conflicto político en Catalunya y, en cambio, echan leña al fuego que devora la convivencia.