Ir a contenido

Dos miradas

Sarkozy y Carla Bruni en la portada de ’Paris Match’

PARIS MATCH

Retoques, peldaños

Josep Maria Fonalleras

Sarkozy es bajito, notablemente más bajito, que Carla Bruni y en la portada de la revista 'Paris Match' parece más alto que su mujer

No todos tuvimos un 2007 tan excitante como el de Nicolas Sarkozy. "Fue rico en acontecimientos. Fui elegido presidente de la República, me divorcié y conocí a Carla Bruni. En menos de seis meses. Puede decirse, pues, que fue un año decisivo". Hay que reconocer que es cierto, que una acumulación de episodios como estos trastorna la vida de cualquiera. Así lo reconoce Sarkozy, en un libro de 400 páginas que se llama 'Passions' y que, en una sola semana, ya es el más vendido en Francia.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

La promoción que le han hecho es fenomenal, grandiosa. Entrevistas en horario de máxima audiencia y reportajes, por ejemplo, en el 'Paris Match'. Aquí nace la polémica. Sarkozy es bajito, notablemente más bajito que Carla Bruni (los humoristas le llamaban "pétit Napoléon”) y en la portada de la revista parece más alto que su mujer. Bastante más alto. Para evitar acusaciones de machismo han tenido que aclarar que no hay Photoshop. "Nada de eso: es solo que, en la foto, él estaba un peldaño más arriba que ella". Me parece una justificación enternecedora. Como si las portadas del 'Paris Match' las compaginara un becario con la primera foto que le viene a la cabeza. Llámale retoques, llámale peldaños.