Ir a contenido

IDEAS

Los Vengaboys

"Boom, boom, boom: 'antifas' in my room"

Lucía Lijtmaer

Esta semana empezó intensa en las negociaciones con la ultraderecha en varios lugares del mundo, incluido el ayuntamiento de Madrid. Resulta interesante con qué ligereza se puede llegar a tomar una frase como esta.

Lo que no nos esperábamos es que la noticia la dieran los Vengaboys, el grupo de europop holandés, famoso a finales de la década de los 90 por sus estribillos 'Boom, boom, boom, I want you in my room', 'Up and down', o 'We like to party'. Era uno de esos grupos destinados a durar dos veranos, que bailabas sí o sí en los garitos de playa. Tenían un autobús escolar al que llamaban “Vengabus”. Sí, uno de esos grupos.

Cuando el Gobierno, de Austria se derrumbó oficialmente tras la dimisión de Strache, los Vengaboys fueron invitados al acto festivo frente a la Cancillería Federal en Viena

Resulta que los Vengaboys fueron vistos esta semana actuando en un concierto con la bandera antifascista ondeando junto a ellos, en una fiesta popular que celebraba la caída del liderazgo del político de ultraderecha austríaco Heinz Christian Strache, y de sus discursos xenófobos. Poco tardaron los verificadores de datos en aguar la fiesta y, tras medir los píxeles de distancia entre el mástil de la bandera y el escenario, concluyeron que la bandera era de alguien del público, no de la banda.

Pero eso no importa demasiado, especialmente si tenemos en cuenta lo siguiente: Strache cayó en desgracia porque fue captado por cámaras en Ibiza ofreciendo importantes contratos y licitaciones a un oligarca ruso a cambio de apoyo político. El éxito de 1999 de Vengaboys, 'We're going to Ibiza', se convirtió en la canción no oficial del movimiento izquierdista antigubernamental gracias a la ocurrencia del humorista alemán Jan Bohmermann, y como consecuencia, se dispararon las ventas del 'single' en las listas austríacas. Y cuando el Gobierno del país se derrumbó oficialmente tras la dimisión de Strache, el grupo fue invitado al acto festivo frente a la Cancillería Federal en Viena. Así que más allá de la letra pequeña, como decía el usuario @mldelpueyo por Twitter: "Boom, boom, boom, boom: antifas in my room". ¿Tomamos nota?

Temas: Austria Música