Ir a contenido

análisis

Sergio Ramos abandona la rueda de prensa en la que dijo que jugaría gratis en el Madrid.

Esperpento con Sergio Ramos

Mónica Marchante

Sergio Ramos y sus asesores progresan adecuadamente. De la “autoentrevista” de hace unos meses al esperpento de este jueves en Madrid hay una evolución hacia el rídículo que deja en pañales a los mejores 'hits' en materia de redes sociales del propio capitán del Real Madrid y la selección. El “donde filtré digo, digo Diego” que se ha marcado Ramos en una surrealista rueda de prensa es un final de temporada a la altura de su despedida en el césped, forzando aquella amarilla para cumplir ciclo ante el… ”inofensivo” Ajax.

¿Puede ser tan ingenuo Sergio como para negar algo que previamente ha filtrado él mismo y su entorno, y ratificado de viva voz su presidente en Onda Cero este mismo lunes? Creerá que va a convencernos de que jamás ha querido irse (y gratis) del Real Madrid? Que se lo han inventado los periodistas, vamos.

En el episodio de hoy, el propio jugador ha dicho una cosa y la contraria en la misma frase. “En ningún momento me he planteado irme a China, ni gratis ni pagando (…) cuando la relación está así uno se planteas cosas, como la que me ha llegado, la posibilidad de irme a China”. ¿En qué quedamos, Sergio?

Hace años que los entornos interesados de futbolista y presidente se “matan” mutuamente. Una relación de poder, ego y filtraciones que explota de vez en cuando, como en el vestuario del Bernabéu la desgraciada noche del documental reconvertido en pesadilla frente al Ajax. Ramos jugó 3 partidos más después de aquel incidente, y con el salvoconducto de su lesión en el sóleo, Zidane no pudo disponer de él en el 'via crucis' final de Liga. Algo ha hecho rectificar el arrebato chino del central madridista, y el día de su boda el “presi” y él saldrán felices en la foto y hasta comerán perdices.

Las mismas que se sirven en la mesa de Bartomeu y Valverde, con perversas e interesadas filtraciones, intrigas varias pero sin vodevil final. ¿Pensaron los filtradores que Bartomeu cedería una vez lanzada la noticia a los medios? Se equivocaron. Ahí de momento el presidente del Barcelona dijo digo y no ha dicho Diego. Al menos en público.