Ir a contenido

ideas

Miquel de Palol.

EFE / JULIAN MARTIN

Los malos y el catalán

Xavier Bru de Sala

Mucho quejarse, unos cuantos y con toda la razón, de la ausencia de verdaderos malvados en la ficción catalana, ya sea en novela como en audiovisual, y muy poco fijarse en el abismo que separa la mentalidad y la concepción del universo de las literaturas catalana y castellana. La literatura catalana es apocalíptica y la castellana integrada. La catalana arremete contra el orden establecido mientras la castellana no lo cuestiona.

La literatura catalana es apocalíptica y la castellana, integrada

Para que nadie pretenda hacer pasar esta obviedad por fantasía particular poco fundamentada, recurriremos al mejor estudioso del marco de representación de las literaturas, el teutón, y judío fugitivo de Hitler, Erich Auerbach. En su opus magnum 'Mimesis' -ay de quien prescinda de ella- observa el contraste entre el minucioso realismo de la literatura española del Siglo de Oro y el conformismo de los autores y los personajes hacia el orden establecido.

Mientras los demás autores europeos, sostiene Auerbach, indagan sobre el papel de los humanos en la tierra y salen en busca de nuevas formas de entender y modelar la vida individual y social, los españoles lo dejan todo como estaba. El ejemplo máximo, 'el Quijote', que recupera la cordura y se da cuenta de que él no andaba fino. El mundo sí estaba bien.

Si el común denominador de la literatura española -con la gran excepción de los autores comunistas modernos- es el contraste entre la maestría descriptiva y el conformismo ante la autoridad y la sociedad vertical, a la catalana le sucede lo contrario. Parte de una posición inconformista y rebelde, de un deseo de horizontalidad que la impotencia no amansa. Es el mundo que gira al revés, no Catalunya.

Tenemos pocos malos porque los malos no necesitan rebelarse. Nuestros malos son poco malos porque son criptosubversivos, como Josep CarnerCarles Riba Josep Pla, cuando no pura dinamita contra el orden como Jacint VerdaguerÀngel GuimeràJoan MaragallSalvador EspriuBaltasar PorcelMiquel de Palol...