Ir a contenido

La salida del Reino Unido de la UE

Los tiempos del 'brexit'

LEONARD BEARD

Los tiempos del 'brexit'

Cristina Ares

La situación es de espera, no tanto por la cumbre de Bruselas, sino por el debate en el Parlamento británico, donde sigue siendo improbable que May tenga el respaldo suficiente

En política, como ocurre en la vida, la manera en la que se gestiona el tiempo tiene consecuencias. Se trata de una habilidad que se adquiere con el paso de los años, pero no por parte de todo el mundo; medio explica por qué algunos individuos son familiares, amigos o trabajadores fiables y otros no tanto. Además, solo algunas personas son capaces de distinguir los tiempos más importantes, por ejemplo, el tiempo de la siembra y de la cosecha, o el tiempo de la guerra y de la paz; por algo, incluso a veces sin querer, los buenos gestores del tiempo, con el tiempo, se entienden.

Borrador del futuro marco de relaciones

En el caso del 'brexit' estamos en un momento de espera, no tanto de las transacciones de última hora anteriores a la reunión de los líderes nacionales, este domingo en Bruselas, como a eventuales reposicionamientos en el Parlamento británico, donde sigue siendo improbable que Theresa May obtenga un respaldo suficiente a los no muy abundantes frutos de su negociación. El encuentro versará sobre dos asuntos diferentes: las condiciones de salida del Reino Unido y el planteamiento de su futura relación con la UE. La semana pasada conocimos los términos del preacuerdo sobre el 'brexit' por boca de la Comisión Europea, representante de la Unión en esa fase. Esta semana, el presidente del Consejo Europeo compartía el borrador de declaración política que establece el marco para la futura relación entre la UE y el Reino Unido.

El Consejo Europeo no puede llegar a un compromiso con Londres dejando al margen a un Estado miembro, y mucho menos a España

Esta declaración plantea una nueva asociación entre británicos y europeos no solo en materia de comercio y cooperación económica, sino también de seguridad política exterior. Asimismo, reconoce el nivel de integración alcanzado durante los pasados 45 años de pertenencia del Reino Unido a la Comunidad/Unión Europeas, y deja abierta la posibilidad de, con el tiempo, repensar y ampliar la nueva relación.

Los tiempos de la Unión en la negociación del 'brexit' han facilitado que el contenido del preacuerdo defienda claramente sus intereses garantizando que, durante el periodo transitorio, que se extenderá al menos hasta diciembre del 2020, el Reino Unido cumpla con los compromisos adquiridos como Estado miembro. Estos tiempos estaban escritos en el artículo 50 del Tratado y fueron correctamente gestionados por el Consejo Europeo y la Comisión desde la celebración del referéndum el 23 de junio del 2016; un momento de singular importancia fue el Consejo Europeo especial sobre el artículo 50 de 29 de abril del 2017. Si tienen curiosidad, no dejen de consultar el sitio institucional del Consejo Europeo en internet; encontrarán una sistemática e informativa línea del tiempo sobre este asunto.

El Reino Unido conocía los tiempos del 'brexit': primero, debía notificar formalmente su deseo de abandonar la Unión Europea para comenzar a discutir las condiciones durante un periodo máximo de 24 meses; una vez alcanzado un acuerdo intergubernamental sobre su salida, se pronunciaría también el Parlamento Europeo; el tiempo de acordar la nueva relación con la UE solo se abriría una vez cerrada la primera negociación.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Los británicos se han tomado su tiempo para entender las cuestiones más básicas de la política de la Unión, a pesar de que desde 1973 han contribuido a su definición de forma particularmente intensa en comparación con otros estados miembros, como que la libre circulación de personas es un pilar fundamental del mercado único, o que 'brexit' significa abandonar las sillas británicas en las distintas instituciones, una de las principales razones que explicaron, en otro tiempo, su voluntad de integración.

Los españoles también disponemos de margen de mejora en nuestra comprensión del funcionamiento de la UE. No han faltado voces críticas con el hecho de que el líder de un Gobierno amenace con vetar el acuerdo sobre el 'brexit'. Parece que no estamos familiarizados ni con la música ni con la letra del Tratado; nos cuesta distinguir entre el Consejo Europeo de este domingo, donde no solo es políticamente inviable llegar a un compromiso con el Reino Unido dejando al margen a cualquier Estado miembro, mucho menos a España, sino que no se puede aplicar la regla de la mayoría, que sí está prevista para la votación futura en el Consejo que se celebrará tras la aprobación en el Parlamento Europeo del acuerdo sobre el 'brexit', esto es, en otro tiempo, el cual solo se iniciará cuando el Parlamento británico lo desee.  

Tiempo al tiempo.