Ir a contenido

Dos miradas

Colegio Maristas Montserrat de Lleida. 

RAMON GABRIEL

Lenguas normales

Emma Riverola

Ni la cultura española se puede entender sin la cultura catalana ni esta sin su tradición en castellano

El 'conseller' d'Ensenyament, Josep Bargalló, ha defendido que se pueda dar más castellano en entornos catalanohablantes y más catalán en entornos castellanohablantes, adecuando la enseñanza de cada lengua a la realidad sociolingüística de los centros. Y la medida es tan cabal que casi parece fruto de 'un país normal'. La lengua como instrumento de aprendizaje y de relación, como bien a respetar y, sobre todo, a amar.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Queda para el recuerdo aquella nefasta rueda de prensa de Clara Ponsatí, entonces flamante 'consellera' d'Ensenyament, en la que apenas conseguía responder en castellano y acabó excusándose "porque realmente tengo poca práctica en esto del español". ¡La responsable de Ensenyament! El castellano no está arrinconado en Catalunya. No existe un problema de lenguas en la calle, pero sí hay un enfrentamiento entre visiones nacionalistas que tratan de utilizarlas como armas arrojadizas de intereses espurios. Esta ha sido la estrategia de Ciudadanos, pero también la de sectores independentistas que han tratado al castellano como una lengua invasora, ajena a la cultura catalana, y no han dudado en degradarla. Para ellos, una recomendación: 'Otra Cataluña. Seis siglos de cultura catalana en castellano' (Destino, 2018), del escritor y periodista Sergio Vila-Sanjuán. Ni la cultura española se puede entender sin la cultura catalana ni esta sin su tradición en castellano. Bienvenidas las propuestas 'normales'.