Ir a contenido

Fomento de la lectura

Hagamos lectores más exigentes

FERRAN SENDRA

Hagamos lectores más exigentes

Isabel Sucunza

De los miles de libros nuevos que llegan a las librerías todos los años, una mayoría exagerada son morralla

Hace unos días, leyendo el enésimo artículo sobre esa absurda hiperproducción editorial en la que vivimos sumergidos, pensaba cómo serían hoy las cosas si a este sector nuestro en algún momento determinado le hubiera dado por sostenerse en la calidad literaria en vez de en la cantidad de títulos distintos que se van publicando al año.

Como hace décadas que esa batalla -la de la calidad- se ha perdido (y no me vengáis ahora con que #NotAllBooks, que ya lo sé; por suerte), de los miles de libros nuevos que llegan a las librerías todos los años, una mayoría exagerada son morralla (sí). Así que es lógico que hayamos acabado teniendo también una mayoría exagerada de lectores que consumen morralla (sí).

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

No me pararé ahora a explicar cómo muchísima gente compra libros por impulso, cuando el calendario dice que toca el impulso: esto es, por Sant Jordi y por Navidad. Los libros son un regalo fácil y económico, eso es indiscutible. Lo menciono porque creo que sabiendo eso, en vez de ir dirigidas a lanzar a la gente a comprar impulsivamente esa morralla (sí) que algunas editoriales ofrecen sin ningún escrúpulo vía algunas librerías, las campañas de promoción de la lectura deberían de centrarse en aumentar la exigencia de quien ya lee. Pensadlo: si alguien descubre que hay libros poco publicitados que les dan mil vueltas a todos los que le hayan podido caer a lo largo de su vida por la diada y por el tió, será más probable que acabe haciéndose lector porque sí y que empiece a comprarse libros él mismo en meses que no sean ni abril ni diciembre.

Ya que las editoriales que se dedican a la pesca de arrastre no lo van a hacer, intentemos hacerlo desde las instituciones y las librerías, va, que podemos.

Digo todo esto porque de aquí a pocos días vuelve a ponerse en marcha la campaña 'Fas 6 anys, tria un llibre', que otra vez (y ya van tres si no me he descontado) servirá para que las librerías y las editoriales noten una repuntadita de ventas durante el mes y poco que durará, pero que, de nuevo, no servirá para hacer ni más ni mejores lectores.