Ir a contenido

Pequeño observatorio

Importancia de los círculos y las sillas

Josep Maria Espinàs

Los asientos son amigos de nuestro descanso y es lamentable convertirlos en espacios para fabricar la muerte

Cuando mi abuelo paterno se quedó viudo decidió instalarse en Sant Just Desvern, donde tenía una casa. Durante el verano algunas veces yo le acompañaba cuando iba por la tarde al Ateneu, donde jugaba al billar.

Si no me equivoco, 'ateneo' es una palabra de origen griego que hace referencia a una asociación o una actividad cultural, pero ha sido superada, con el tiempo, por la sencilla palabra 'círculo' y tengo que decir que me sorprende el éxito de este término.

Desde el punto de vista geométrico, un círculo es un círculo.

Busco 'círculo' en el diccionario de Coromines y encuentro el significado: grupo de personas ligadas o reunidas con intereses similares, comunes, como los círculos literarios, por ejemplo. Sin embargo, con el paso del tiempo y la evolución de la sociedad hoy existen círculos de economía, círculos de discusión política, el distinguido Círculo del Liceu de Barcelona...

Un círculo es una figura geométrica muy importante. Es una figura cerrada y expresa gráficamente el derecho a poner límites. "Tú eres de nuestro círculo o no lo eres. Estás dentro o estás fuera".

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Hay que reconocer, no obstante, que hay personas que son capaces de saltar de un círculo a otro, y en política es una operación que requiere mucha habilidad.

Con respecto a la silla, ya existía en el antiguo Egipto, y no servía únicamente para sentarse, también era una señal de importancia personal, porque los respaldos podían estar trabajados de manera muy artística.

Quién diría hoy que la silla había sido una señal de poder. Las sillas medievales. La silla de San Ramón, la silla del rey Martín, gótica, en la catedral de Barcelona.

Los silleros fueron muy importantes cuando dominaba el trabajo manual. Estos artesanos tenían mucho trabajo.

Todas las sillas son buenas para quienes se encuentran cansados. En cambio, nadie pedirá sentarse en una silla eléctrica. Las sillas son amigas de nuestro descanso y es lamentable convertirlas en espacios para fabricar la muerte.

0 Comentarios
cargando