Ir a contenido

Editorial

Burbuja del alquiler y estudiantes universitarios

Los precios por alquilar un piso empiezan a restringir las posibilidades sociales y educativas de los jóvenes universitarios no barceloneses

Una joven consulta ofertas de habitaciones de alquiler en un plafón de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona. 

Una joven consulta ofertas de habitaciones de alquiler en un plafón de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona.  / ÁLVARO MONGE

Más allá del precio de las matrículas universitarias, las más caras de España, debido a la apreciación que experimentaron en época de crisis y a la política de la Generalitat de incrementar el esfuerzo económico del estudiante en detrimento de los porcentajes de inversión pública, todos aquellos que provienen de fuera del área de Barcelona y que desean seguir los estudios de grado, posgrado o máster en la capital catalana deben afrontar un problema suplementario: la dificultad de alquilar un piso en el que establecerse durante su estancia en la universidad. El problema es doble: encontrar una vivienda en condiciones (en el marasmo de anuncios que no se reciclan adecuadamente) y hacer frente a los elevados alquileres de Barcelona, con una media por habitación de 429 euros, según los datos de las agencias inmobiliarias.

El auge de los pisos turísticos y el fin de las rentas antiguas han hecho más difícil el reto, tanto por lo que respecta a localizar una oferta digna en plena burbuja del alquiler como en lo que atañe a pagar precios desorbitados. El colectivo de los estudiantes foráneos, provenientes de otras zonas de Catalunya o de España, suele pasar desapercibido pero lo cierto es que afrontan circunstancias complicadas, a las que deben dar respuesta (si tienen suerte) con trabajos esporádicos, con ahorros o con la ayuda familiar, en una situación que restringe notablemente las posibilidades sociales y educativas de los jóvenes universitarios no barceloneses.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.