Ir a contenido

Editorial

El museo de las oportunidades

Que ninguna institución cultural española figure entre las 10 más visitadas del mundo sorprende estando en un país de turismo masivo

El Guernica, la obra maestra de Picasso e icono del sufirmiento y horror del siglo XX. 

El Guernica, la obra maestra de Picasso e icono del sufirmiento y horror del siglo XX.  / EFE / CHEMA MOYA

Ningún museo español se encuentra entre los 10 más visitados del mundo. El Reina Sofía ocupa el puesto 11 del ‘ranking’. El Prado, el 18. En Catalunya, los mejores situados son la Fundació Gala-Dalí (62) y el Museu Picasso (78). El ‘ranking’, como los de las universidades, no debe mitificarse. A menudo, la masificación va reñida con el deleite y muchas variantes intervienen en la contabilización de visitas. Pero la discreta posición no deja de sorprender en un país de turismo masivo, con una de las mejores pinacotecas del mundo, el Museo del Prado, y un lienzo icónico como el ‘Guernica’ en el Reina Sofía.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

La gratuidad y los hábitos culturales de cada país son fundamentales para atraer visitantes. El voluntariado del mundo anglosajón y su cultura de mecenazgo y patrocinio son inherentes a su éxito. Al fin, el presupuesto es determinante.

El caso del MNAC es lacerante. Como consecuencia de los recortes, su presupuesto ha caído en ocho años de 25,7 a 15,1 millones, lo que le incapacita para organizar grandes exposiciones temporales, imán de visitantes. La contraposición es el Guggenheim de Bilbao. El museo vasco ha logrado posicionar la capital vizcaína entre las grandes del arte. Tres de sus exposiciones del 2017 se situaron entre las diez más visitadas, según ‘The Art Newspaper’. Resultan evidentes los beneficios de promocionar los museos. Tenemos patrimonio, fomentarlo no solo alentará el turismo de calidad, también educará a la sociedad.

0 Comentarios
cargando