Ir a contenido

Igualdad de derechos

¿Se puede ser feminista y de derechas?

Lucía Etxebarria

Todas las personas que defienden la igualdad de derechos entre hombres y mujeres pueden llamarse feministas

Fue exactamente hace cien años cuando las sufragistas consiguieron el derecho al voto femenino en el Reino Unido, lideradas por  Emmeline Pankhurst. Pero en 1918 el voto se le concedió solo a las mujeres mayores de 21 años que fueran terratenientes o hubieran ido a la universidad. En 1926, Pankhurst se unió a las filas del Partido Conservador. Ese  partido concedió el derecho al voto a todas las mujeres.

A día de hoy, Theresa May es la líder de ese partido. Muchas recordamos una foto de May luciendo una camiseta con esta frase impresa "Así luce una feminista". Fuera de España no es difícil pensar en feministas conservadoras y/o económicamente liberales: Camille Paglia. Katherine Kersten, Anna Rhodes, Andrea Dworkin…

La cuestión es que casi todo el mundo cree que el feminismo es, por definición, de izquierda. En España en particular el discurso está secuestrado por la zona de extrema izquierda.

Fuera de nuestras fronteras se habla de 'the F word', "la palabra que empieza por F",  la palabra que no se debe decir, que antes era 'fuck' y luego fue 'feminism'. La palabra que muchas políticas conservadoras evitaban. 
Ya Susan Faludi advertia en 1991 la hipocresía de esas políticas que arremetían contra el feminismo pero vivían como feministas sin saberlo: habían alcanzado puestos de responsabilidad, cobraban más que un hombre y en más de un caso tenían un hombre que se ocupaba de sus hijos.  

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Desde el momento en que  Sarah Palin afirmó en varias ocasiones que ella es feminista, el miedo a la palabra se perdió.  ¡Si hasta Marine Le Pen se llama a sí misma feminista!

A muchas feministas de toda la vida esto les parece un despropósito enorme, pero ¿Ana Patricia Botín no puede ser feminista porque es rica y banquera Pablo e Irene sí pueden serlo después de comprarse un chalet en uno de los pueblos más caros de la provincia y pactar una hipoteca al 0,1% de interés?

Si feminista es aquella persona que defiende la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, los tres pueden llamarse feministas. Si ellos quieren. Y con mi bendición. 

0 Comentarios
cargando