Ir a contenido

Análisis

¿Dónde están las 'founding mothers'?

Clara Marsan-Raventós

Las mujeres tuvieron una representación del 5,8 en la redacción de nuestra Constitución


Durante los últimos años el debate sobre la reforma de la Constitución ha estado bastante presente en el discurso social y político. Con el tiempo, y desvanecida la 'euforia postransición', ha ido haciéndose patente que fue un buen punto de partida pero que no es sostenible una norma petrificada 40 años después. Desde la teoría constitucional hay una defensa permanente de la necesidad de tener constituciones que no sean excesivamente difíciles de reformar. ¿Por qué somos muchas las constitucionalistas a la hora de señalar la necesidad de flexibilizar constituciones? Porque es necesario que la norma que impone el dibujo político y legal de la sociedad sea un reflejo de la voluntad de las personas que permanecerán obligadas por esta norma. Las sociedades se transforman, las constituciones deben poder transformarse.

¿Podríamos imaginar un sistema constitucional norteamericano que no hubiera evolucionado teniendo en cuenta que la Constitución norteamericana data de 1787? Las personas con voz y voto eran exclusivamente hombres, blancos y ricos. ¿La sociedad norteamericana está compuesta exclusivamente por hombres blancos y ricos? Este es uno de los eternos elementos que ponen en crisis una constitución si esta no es capaz de flexibilizarse y dar cabida a toda la estructura social de una comunidad.

Todas aquellas personas que no forman parte del grupo detentor del poder (el poder de redactar el texto constitucional) solo pueden incluirse si se reforma la constitución dándoles voz en la creación constitucional, o a través de otros mecanismos interpretativos que incluyan sus visiones de la comunidad política de la que son parte.

La mujer, excluida

¿Quién ha quedado tradicionalmente excluido de la redacción constituyente? Minorías étnicas, minorías raciales, minorías religiosas.... y, sin excepción, la mujer.

Nuestra Constitución es de las más jóvenes del mundo. No debería sufrir de manera tan grave las diferencias sociales entre los que la redactaron y las personas que componen en la actualidad la sociedad. Pero, ¿es así? 

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Si miramos la composición del Congreso constituyente en 1978 vemos que de los 361 diputados y diputadas, solo 21 eran mujeres. Así pues, las mujeres tuvieron una representación del 5,8% en la redacción de la norma fundamental. Evidentemente que fueron más las mujeres que pudieron expresarse a través del referéndum dentro del procedimiento constituyente. Pero también sabemos que en un referéndum podemos decir 'sí' o 'no' a lo que se nos plantea. De ninguna forma podemos decidir qué querríamos que se nos hubiera planteado, aportando cambios en el texto.

En el ámbito de la teoría constitucional se habla a menudo de los 'padres fundadores' ('founding fathers'). Sin duda tenemos a nuestras espaldas años de tutela en los que nos hacía falta un padre o tutor para dar forma legal a nuestra voluntad. Dar forma legal a una voluntad política es clave para toda persona y toda sociedad, y ya no queremos un padre que nos represente a la hora de escribir la norma básica de convivencia, ¿verdad? Queremos 'founding mothers' #8M.
 

0 Comentarios
cargando