Ir a contenido

SENSACIÓN EN COLOMBIA

Cientos de fans colombianos en la grada del Camp Nou en la presentación de Yerri Mina.

ELISENDA PONS

Yerri Mina: de Guachené para el mundo

Mauricio Bernal

A pesar de la paridad fácilmente palpable en las calles de Bogotá entre los que van vestidos de barcelonistas y los que van vestidos de madridistas, el fichaje de Yerry Mina no ha producido entre los aficionados colombianos ni entre la prensa local el revuelo que en su día produjo el de James Rodríguez por parte del equipo merengue. Las operaciones son comparables porque se trata de jugadores locales vendidos a los dos grandes del fútbol español, y no son comparables porque James era y sigue siendo el símbolo de la selección nacional, y porque fue fichado justo después de hacer un Mundial memorable; y, probablemente, porque un jugador creador siempre tendrá mejor prensa que uno llamado a destruir. Mina aumentará sin lugar a dudas la venta de camisetas del Barça en Colombia, pero no se le fichó por eso. De James es posible que se esperara ese efecto colateral.

Dicho esto, es el primer colombiano que juega en el Barcelona y la afición local es consciente del hito. Hubo un tiempo –no muy lejano– en que los clubes europeos fichaban mayoritariamente a argentinos y brasileños, y en que el mero interés de un club del viejo continente por un jugador criollo era motivo de celebración; a esos tiempos corresponde el aterrizaje de Faustino Asprilla en el Parma italiano, que hizo correr tinta en los periódicos del país andino. Hoy se cuentan por decenas los colombianos que juegan en el fútbol europeo, pero el Barça es un asunto aparte y así ha quedado reflejado en las reacciones de los periodistas deportivos.

"Era ahora o nunca"

"El escenario no estaba como para pensar si juego o no, el Mundial y otros cálculos de corto plazo bien ingenuos. Era ahora o nunca. ¡Excelente paso y seguro triunfará!", escribió en su cuenta de Twiter uno de los más conocidos comentaristas deportivos del país, Carlos Antonio Vélez. Jorge Barraza, columnista de Deportes del diario 'El Tiempo', reaccionó así: "El paso máximo que puede dar un jugador hoy día a nivel de club: el Madrid o el Barça. Todo lo demás está escalones abajo", para enseguida hacerse eco de cierto malestar local por los términos económicos de la transacción: "Dan rabia las cifras: 11,8 millones de euros. Si fuera europeo lo pagaban cinco o seis veces eso". Los medios locales difundieron el vídeo de bienvenida de la web oficial del Barça, y la revista 'Semana' destacó: "El zaguero compartirá vestuario con algunos de los mejores jugadores del mundo como Lionel Messi, Andrés Iniesta, Luis Suárez y el recién contratado Philippe Coutinho".

Breve pero elocuente, la Selección de Colombia tuiteó: "¡De Guachené para el mundo!", sobre una foto de Mina viajando a Barcelona.

0 Comentarios
cargando