Ir a contenido

OPINIÓN

Messi en el 'boxing day'

Albert Guasch

Los que amamos la Premier fantaseamos y bromeamos este viernes un rato con Messi en un 'boxing day' vestido de azulgrana. Y no precisamente con la camiseta del Crystal Palace. Messi batiéndose el cobre entre el vaho de Newcastle o Burnley. Y frente a las gradas repletas de familias y amigos. Y junto a Piqué, Suárez y quizá Coutinho... No dejaba de ser una manera de relativizar una información muy interesante, pero que a estas alturas de partido (procesista) suena a extemporánea, demasiado hipotética. Todos sabemos que al Barça le quedan infinitas jornadas como, presumiblemente, la del pasado 23-D, con Messi acariciándose el escudo con mirada farruca hacia la grada del Bernabéu.

Fue una filtración, la de la cláusula política, que a unos les sirvió para seguir hurgando en los terribles males de la secesión catalana y a otros para resaltar el indestructible compromiso de Messi con la entidad barcelonista. El argentino acompañaría al Barça a la Premier, a la Bundesliga e incluso a la fantasmagórica Ligue 1, pero, mira por dónde, no a la Serie A. Nadie debería sentirse más ofendido, pues, que los regentes de la liga italiana, la mejor liga solo de lunes a sábado, según el viejo proverbio futbolero. Hasta en un escenario hipotético la descarta Messi

Tampoco debería ufanarse Javier Tebas, políticamente inconfundible y al que uno se imagina sonriendo al ver la portada de 'El Mundo' del viernes. Para el mejor jugador de la historia el Barça está por encima de la Liga que él dirige con mano discutible. 

Lo cierto es que Messi y su entorno expusieron una inquietud que quisieron extirpar con una cláusula protectora y posiblemente redundante. Sin la Liga, las condiciones del contrato se alteran. Todos los jugadores quedarían libres. Aun así quizá otros cracks se la pidan de ahora en adelante a Bartomeu. Si sirve para que jueguen más tranquilos, bendita cláusula. Aunque no sea en la amada Premier. 
 

0 Comentarios
cargando