Ir a contenido

EFECTOS DE LOS RECORTES

Entrada del servicio de urgencias del CUAP Manso de Barcelona, ayer.

ROBERT RAMOS

La gripe mutante

Olga Merino

En vistas de la cola interminable en el CAP, lo más sensato parece regresar a casa a curar la gripe como se hizo siempre, a base de caldo, cama y la reducción de la vida al mínimo

Estreno el año tal como acabé el anterior: secuestrada, como tantos otros parias del pañuelo, por esta gripe traicionera que ha cogido a los hospitales desprevenidos. Bueno, es una forma de hablar, porque ya se sabe cómo sobreviven las urgencias desde que empezaron los recortes y se acuñó la costumbre de las listas de espera o de enviar para sus casas a pacientes recién operados sin que hayan transcurrido siquiera 24 horas desde la intervención.

El CAP del barrio, hasta los topes, a rebosar de abuelos con bronquitis crónica que se fumaron la vida entera. Una sinfonía de toses y suspiros bajo los fluorescentes. Dos horas largas de espera para que los atienda una doctora inhumanamente desbordada. Dirán que la culpa no la tienen las retallades, por supuesto, sino una cepa diabólicamente mutante que, encima, embiste antes de que se reanuden las clases en los colegios. La que se viene encima, y a todo esto, el conseller Antoni Comín, responsable del tinglado sanitario catalán, en Bruselas, hologramático en la distancia.

1.200 camas menos

En los últimos siete años, los hospitales catalanes han perdido 1.200 camas, pero, como esto queda poco fotogénico explicarlo, el Govern ha insistido en que los del año 2017 han sido los presupuestos más sociales de nuestra historia. La era de la posverdad va acumulando retruécanos.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

En vistas de la cola interminable, lo más sensato parece regresar a casa a curar la gripe como se hizo siempre, a base de caldo, cama y la reducción de la vida al mínimo indispensable. Antes de salir, observo que una de las enfermas del ambulatorio, con ojeras de agotamiento, la pobre, lleva un lazo amarillo prendido en la solapa del abrigo.

Unidas en la realidad de la tos, pienso que, desde luego, habría sido el mejor regalo de Reyes para todos que Oriol Junqueras y los Jordis hubiesen sido excarcelados por el Tribunal Supremo porque ese gesto habría devuelto un mínimo de normalidad a la vida política, habría desbloqueado la situación para acometer de una vez por todas lo que de verdad importa. Para dejar de vivir en esta febrícula alucinatoria. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.