Ir a contenido

UNA PROPUESTA COHESIONADORA

Simon Halsey y el Concierto para el Diálogo

Sílvia Cóppulo

La cultura y el arte constituyen las mejores herramientas para tender puentes contra la desazón y la rigidez

Se alborota el pelo al hablar, mueve las manos y sus ojos claros le brillan al dibujar en el aire, con movimientos harmoniosos y precisos, cómo será el concierto de Sant Esteve de l’Orfeó Català y el Cor de Cambra del Palau de la Música. Simon Halsey, el  prestigioso director británico, que por segundo año dirige la batuta de uno de los conciertos navideños con más tradición de Europa y un puntal del Palau desde 1913, se ilusiona al poner la música al servicio de las personas y del país, ahora que estamos viviendo una situación política muy especial.

Este año, con más música catalana, nuevas versiones del Fum, fum, fum  y villancicos por estrenar. Niños de 6 años cantarán junto a sus madres, padres, tíos, abuelos y abuelas. Piezas internaciones, de Norteamérica o de origen negro, música alemana, inglesa y francesa. Una celebración de Catalunya en un mundo más amplio. Le interesa a nuestro director musical que los jóvenes canten y se abran las puertas al mundo.

Simon Halsey es un espíritu libre, culto, vital, sereno e innovador. A punto de cumplir 60 años, le interesa llevar a cabo cosas nuevas. Ha venido al Divan de Catalunya Radio y con él hemos descubierto que el himno de la Champions League deriva de uno de los que compuso George-Friederic Händel con motivo de la coronación del rey Jorge II de Gran Bretaña en 1727. Le hemos visto entusiasmarse con lo que el llama “los clásicos” Deep Purple cantando Smoke on the water o vibrando con la voz de Julie Andrews en Sonrisas y lágrimas, una película que desde hace generaciones se ve en la televisión británica cada Navidad.

La división provocada por el 'brexit'

Con el Cant de la Senyera de fondo -prohibido por el franquismo- me contesta: "Explicar Catalunya es fácil, porque hay paralelismos con el Reino Unido. Recientemente hemos tenido el movimiento escocés, que quiere obtener más independencia de Inglaterra. Y en Gales reviven con orgullo su cultura, su lengua estuvo suprimida por los ingleses y ahora hay emisoras de radio y periódicos en galés. En todo el mundo se busca la libertad y en todo el mundo hay problemas. Gran Bretaña es ahora un lugar difícil. Estamos totalmente divididos al 50% a causa del brexit y nos cuesta mucho hablar entre nosotros. Creo que en Catalunya estáis mejor. Aquí todavía existe el diálogo. Y si alguna perspectiva internacional podemos aportar es que todo el mundo pueda continuar hablando, de manera que el mundo sea un lugar mejor".

El prestigioso director británico,
batuta del concierto de Sant Esteve, ve paralelismos entre Catalunya y Gran Bretaña

No lo pienso dos veces: "Le imagino dentro de un año dirigiendo un concierto con el objetivo de manifestar la voluntad de dialogar políticamente: el Concierto para el Diálogo. ¿Sería posible?" Mantiene una pausa larga Simon Halsey, y al fin responde: "Para mí, sería un gran reto. Me gustaría mucho. Empiezo a pensar en el programa".

La música y los coros son precisamente eso: corales, cohesionadores, plurales. La cultura y el arte constituyen las mejores herramientas para tender puentes allá dónde se ha vivido la desazón, y la rigidez ha cedido el paso al exceso enterrando las palabras. Tenemos al mejor director y el Concierto para el Diálogo en marcha. A partir del 22-D todas las voces políticas y sociales podrían sumarse a este gran proyecto. En libertad.

0 Comentarios
cargando