Ir a contenido

Al contrataque

Esto es lo que hay

Cristina Pardo

¿Hay que consultar con los partidos investigados cuándo es buen momento para hablar de su corrupción?


«Lameculos». Eso me decían este martes por Twitter, horas antes de la emisión en La Sexta del 'Malas compañías' sobre Catalunya. La verdad es que me da igual. Sin embargo, no pienso escatimar esfuerzos en defender el proyecto de un gran equipo. El autor del «lameculos» y similares no harán reflexión alguna, pero me apetece explicar algunas cosas. Este programa, sobre personajes secundarios de la corrupción, se inició el pasado mes de abril con el estreno de dos capítulos centrados en la Comunidad Valenciana.

Por aquel entonces, hubo quien preguntó con buen criterio, en mi opinión, por qué empezábamos grabando allí. La respuesta era sencilla: por algún sitio había que comenzar, allí la corrupción del PP estaba muy extendida y tenía un componente ostentoso y especialmente estrafalario. Una vez emitido en abril, y viendo que la acogida de la audiencia era buena, la cadena se planteó la producción de algunos capítulos más. No sé si era abril o ya entrado mayo, pero entonces se decidió trabajar en el programa de Catalunya. Como todo el mundo comprenderá, no teníamos ni puñetera idea de lo que se avecinaba.

Empezamos a buscar entrevistados en junio y terminamos de grabar a finales de septiembre. Cualquiera que tenga algo de interés en la televisión, sabe que un proyecto de este tipo conlleva mucho trabajo, por ejemplo, de posproducción. Justo cuando terminamos, a mediados de noviembre, entregamos el programa a la cadena y se decidió inmediatamente la fecha de emisión. Se da la circunstancia de que dentro de tres semanas se celebran elecciones en Catalunya en un contexto ciertamente extraordinario. Y la coincidencia de esos dos elementos ha despertado algunas suspicacias.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Y yo me pregunto: ¿tenemos que meter en el cajón un programa sobre corrupción cuando aún ni ha comenzado oficialmente la campaña? ¿Para beneficiar a quién? ¿Cómo es posible que alguien vea intereses espurios cuando en 'Malas compañías' no se pronuncia la palabra «independencia»? ¿Hay que consultar con los partidos investigados cuándo es buen momento para hablar de su corrupción? ¿Hacemos un referéndum? ¿Por qué tengo yo que tener consideración con los políticos que roban? ¿Acaso la tienen ellos antes de meter la mano? Mi opinión es que les den. A los que roban, que les den.

Partidos y dinero

Escribo esto en el viaje de vuelta de otra grabación, la del siguiente 'Malas compañías'. También estará vinculado con la actualidad, tampoco le vendrá bien al partido afectado en esta ocasión y también seremos para algunos, especialmente cuando se emita, unos «lameculos». A esos les pregunto: ¿cómo definiríais a quien pone los intereses de un partido corrupto por delante de su propio dinero? 
 

0 Comentarios
cargando