Ir a contenido

EDITORIAL

Un Salón del Manga marcado por el éxito

La 23ª edición del Salón del Manga cierra este domingo sus puertas con el convencimiento de haber cumplido todas las expectativas de su cita más ambiciosa

Aglomeración de gente para entrar en la feria del manga, ayer.

Aglomeración de gente para entrar en la feria del manga, ayer. / FERRAN SENDRA

La 23ª edición del Salón del Manga cierra este domingo sus puertas con el convencimiento de haber cumplido todas las expectativas de su cita más ambiciosa. Cabe aventurar, por lo tanto, que se superará la cifra de 142.000 asistentes del pasado año, con el factor añadido de que el certamen del 2017 ha durado cinco días (en lugar de los cuatro habituales) al aprovechar que el miércoles era festivo. En tres de esas cinco jornadas se agotaron las entradas. Esa presencia masiva del público ha contado en esta edición con una favorable redistribución de los espacios en el recinto ferial de Montjuïc, tras una ampliación hasta llegar a los 75.000 metros cuadrados de salón (5.000 más que en la anterior edición). La consecuencia ha sido una afluencia más ordenada del público, menos aglomeraciones y menos colas.

La feria ha vuelto a manifestar su carácter transversal al convocar a público de todas las edades y con el espíritu festivo de pasárselo bien por encima de todo, al tiempo de satisfacer su condición de fans del cómic, la animación y la cultura japonesas. El Salón, además, ha ampliado este año horizontes con la apuesta por la robótica como uno de sus temas centrales. Y no solo por una exposición con clásicos del género de robots, sino con la presencia de una decena de empresas especializadas en robótica. Ha sido este Salón del Manga, en definitiva, una brillante despedida del director Carles Santamaría que entregó el testigo, por motivos de salud, a Meritxell Puig a mediados de octubre.

0 Comentarios
cargando