Ir a contenido

Al contrataque

Dos medias Catalunyas

Xavier Sardà

Los que iréis a votar sois muchos. Sois media Catalunya. Solo os pido similar ejercicio de comprensión para el resto


A los que creéis que entre los catalanes hay traidores, os comprendo. A los que estáis indignados porque hay catalanes que no quieren votar, os comprendo. A los que os duele que haya gente que no esté ilusionada por la independencia, os comprendo.

Entiendo la pasión y la rabia que experimentáis ante lo que consideráis agravios del Estado, falta de libertades y régimen opresor. Entiendo lo que os mueve a salir hoy a la calle para intentar votar.

Entiendo la impresionante interconexión social que se establecerá hoy, en la recta final antes de la declaración de la independencia. Entiendo que sabéis que esto puede ir a peor y, en cambio, creéis que peor no podemos estar y que el reto merece la pena.

Entiendo que consideréis que España nos expolia y nos roba. Entiendo la vertiente emocional de querer dejar atrás la España de Rajoy, los toros y la Benemérita. Entiendo la ilusión por crear una nueva república a través de la cual acabar con tanta incomprensión, indiferencia y falta de respeto. La vida está hecha de esa cotidianeidad tan poco heroica y casi siempre gris, y ahora vislumbráis la oportunidad de superar toda medianía y mezquindad.

Entiendo que os consideréis integrantes de las generaciones elegidas para poner punto final a la pertenencia de Catalunya a España. Comprendo la vitalísima sensación de ver realizado un sueño colectivo. Entiendo que el principal antídoto contra la soledad individual y la injusticia social consiste en abrazar un proyecto colectivo razonable y emocionalmente utópico.

Entiendo que 'resetear' la realidad o borrar el disco duro vital os resulte mucho más atractivo que toda persistencia o trabazón. 

Mudanza con coraje

Entiendo la grandeza de burlar la resistencia al cambio por miedo a lo desconocido o por la pérdida de los beneficios actuales. Alguien dijo que «el único cambio que el ser humano disfruta es el del pañal». Estáis dispuestos, pues, a la mudanza con decisión y coraje, a pesar de todos los inconvenientes y adversidades con los que os encontráis y encontraréis en el camino. Seguro que desde vuestra óptica merece la pena y se entiende.

También entiendo que en pleno choque de trenes os sintáis agraviados por la reacción política, jurídica y policial, que no viene sino a confirmar vuestros criterios. Es comprensible que consideréis que la democracia está de vuestro lado y que aquí no se dirime solo la independencia, sino las libertades.

Sois muchos. Sois media Catalunya. Solo os pido similar ejercicio de comprensión para el resto. Comprender no significa estar de acuerdo. Comprender es asumir la pluralidad. Hay que comprender para que, pase lo que pase, podamos seguir conviviendo sin odio. Esto también es una utopía y no precisamente menor.
 

0 Comentarios
cargando