Ir a contenido

VUELVE EL TRIDENTE

Suárez, Neymar y Messi, hoy en Castelldefels.

INSTAGRAM DE LEO MESSI

El 'tridente' se ríe de que el Barça pleitee con Neymar

Emilio Pérez de Rozas

Messi, Neymar, Suárez y Piqué se hacen fotos, en Castelldefels, de fiesta mientras el club emprende acciones judiciales contra la estrella brasileña

Al Barça le han caído las cien plagas de Egipto. Y la mayoría son blancas. No sé ustedes, pero yo no recuerdo que, cuando el Barça era el rey, pero muy rey, durante años, durante muchos años (que es lo que le falta -aunque puede que llegue- a este impresionante Real Madrid), los narradores de sus gestas fuésemos tan abusa nanos como para decir eso de que todo el mundo es del Real Madrid aunque algunos aún no lo saben.

Les faltaba el gol de todo el equipo. Les faltaba el tanto made in Barça. Les faltaba que los once chicos del alineador Zinedine Zidane diesen 44 pases seguidos, en 107 segundos y acabase marcando el menos filigranero de todos, el todopoderoso Casemiro. Les faltaba esa gesta más propia del tiki-taka que tanto rechaza el Bernabéu que del aquí te pillo aquí te mato que ha distinguido desde siempre ¡y a mucha honra! al equipo de la casa blanca.

La cantera de toda España

Eso sí, lo de la cantera, ellos lo hacen a lo grande, a lo bestia. Como no pueden fardar (como fardaban los azulgranas, que aún siguen estirando el mito, ahora con Sergi Roberto) de que su presente y futuro se cimenta en chicos nacidos en la fábrica, van y usan la cantera de toda España. Pero, en el fondo, no se equivoquen, lo único que han hecho (otra vez), ha sido aprovechar otra pifia del Barça y fichar a Asensio, que era casi tanto del Barça como Di Stéfano. Aquello fue un robo; esto, una risa.

Y es verdad, que algunas, o varias, o muchas, de esas horribles plagas que han provocado la persecución, busca y captura, el #ViaForaBartomeu de Laporta, más potente, ya verán, que la moción de censura de Benedito, han sido alimentadas desde el propio club, que empezó a sufrir cuando fichó a Neymar JúniorSenior, a los Toiss y sigue padeciendo su traición, incluso habiendo dejado un maldito botín de 222 millones de euros. Pura sangría, vamos.

Aunque la gente no lo crea, porque la gente lo que quiere son nuevos cromos, triunfos, títulos, espectáculo y, sobre todo, que no se vaya Messi, el Barça tiene la suerte de haber fichado a Ernesto Valverde. Si alguien puede lavarle la cara a este equipo, ése es el Txingurri, que pondrá toda su inteligencia, que es mucha, al servicio de la rconstrucción.

La foto de la fiesta

Y si lo tiene que hacer, por la traición y huída de Ney, olvidándose del glorioso 4-3-3, lo hará, provoque o no que los cruyffistas saquen fuego por la boca y la pluma. De momento, está probando diversas fórmulas y ya ha deslizado, en su primera rueda de prensa, que eso de los esquemas y sistemas es más para los tertulianos que para el fútbol, para el partido a partido, para la hora de la verdad.

Pero también Valverde sabe que está en manos de los futbolistas, capaces de reírse, de mofarse, de burlarse, este mismo martes, del club que les paga millones. Al minuto de anunciar el Barça que se querellaba contra Neymar JúniorMessi publicaba una foto suya con Suárez y Ney en Castefa, dedicada a Piqué: "Volvió". Y, a los cuatro minutos, Piqué respondía con la misma foto con Neymar de EEUU y otro burlón "se queda". Ellos pensando solo en ellos. Ellos felices, más que felices, fiesteros, importándoles un auténtico bledo que parte de la afición considere que lo que han hecho los Neymar ha sido una auténtica traición. Sigue siendo amigo nuestro y aquí está la prueba. No se quedó, pero volvió. Y aquí estamos de fiesta los tres, los cuatro, los cinco (también estaba Alves) de nuevo. Ellos pensando solo en ellos.