Ir a contenido

Editorial

La música y la batalla contra el machismo

Hay que reflexionar sobre la necesidad que tiene la sociedad de rechazar todas las incitaciones al machismo, también las musicales

La música y la batalla contra el machismo


La lucha contra el machismo y las actitudes arrogantes o directamente sexistas no admite cuartel. Tampoco en verano. Por desgracia, es en el entorno festivo donde se dan más situaciones propicias, como ha ocurrido en los últimos años, e incluso de manera violenta y trágica. En el País Vasco y en Navarra existe una especial sensibilidad en relación a este asunto, como así quedó evidenciado con la campaña 'No es no' y 'Por unas fiestas libres de agresiones sexistas' en los pasados Sanfermines.

Ahora, el Gobierno vasco, a través del Instituto Vasco de la Mujer, ha recomendado 270 canciones libres de estereotipos machistas, a la vez que ha criticado duramente ejemplos como 'Despacito', 'Súbeme la radio' o 'Cuatro babies'. No existe una prohibición efectiva, algo que sería descabellado, ni una descalificación general de determinada música, pero sí una campaña que busca sensibilizar sobre la influencia de algunas de estas letras en los comportamientos sociales cotidianos. 

Sería ingenuo pensar que con la propuesta van a acabarse estos ejemplos descarados de supremacía masculina y que ya no van a oírse más estas canciones en casetas, barracas o chiringuitos. Sin embargo, el toque de atención consigue por lo menos una presencia mediática que nos invita a reflexionar sobre la necesidad que tiene la sociedad, a través de la educación proactiva, de rechazar todas las incitaciones al machismo, también las musicales, que se venden como cultura popular.
 

0 Comentarios
cargando