Ir a contenido

Al contrataque

Franco y la abstención

Xavier Sardà

Pagar impuestos es una obligación y votar es un derecho. ¿Lo captan verdad, señores del cartel del 'Caudillo'?

La semana empezó con los pósters de Franco invitando a no votar.  De tan refinada metáfora se podría inferir que todos los que optéis por no votar en el referéndum, sois franquistas. Casi sería mejor que el voto en este referéndum fuese obligatorio y evitar de este modo escarnios, mofas y chuflas dirigidas al abstencionista activo. Permitir no votar, pero vejar al que no vota, es una sutil invitación a que el abstencionista deje de serlo por la vía del jiñe.  El que no vota es franquista y el que vota 'no'… ¿Qué es? ¿Mussoliniano?

La abstención activa o abstención política es uno de los posibles posicionamientos ante una consulta popular. Consiste en renunciar a ejercer el derecho al voto. Es una postura de protesta. Así lo consignan tratados de ciencia política (menudo oxímoron, por cierto).

Confundir una obligación con un derecho es un error francamente superable sin necesidad de medicación. Pagar impuestos es una obligación y votar es un derecho. ¿Lo captan verdad, señores del cartel de Franco?

Owen Jones, el periodista de 'The Guardian' que hizo campaña a favor del 'remain' en el 'brexit', es ahora crítico con Cameron y su insensato referéndum. Gano el 'brexit', perdió el Reino Unido y Cameron está regando tranquilamente sus geranios. El problema no es el 'brexit', fue Cameron. Eso sí, a los abstencionistas no les insultaron.

Tras el cartelito hay gente de ERC y de los Comuns. Cada vez es más difícil tomarlos en serio. Qué poco tienen en común los Comuns.

LA HERENCIA FRANQUISTA

 Uno de los artífices de los cartelitos de Franco es José Tellez, el teniente de alcalde de Guanyem Badalona. Dice que la motivación de esta acción es "reivindicar" la memoria del 18 de julio para recordar que "el Estado español es heredero del franquismo y que nunca ha habido ruptura democrática con unas instituciones instauradas con un golpe de estado". Siguiendo el razonamiento, esto es así también para la Generalitat y los ayuntamientos, que son igualmente Estado. ¿Qué hacen los concejales del póster con el sueldo que cobran cada mes gracias a los impuestos que recauda un ayuntamiento franquista? ¿Se lo quedan?… No creo. Es dinero que proviene del régimen instaurado por Franco. Vaya lío, oigan.

Insistimos que la bromita del póster de Franco deja en entredicho, sobre todo, a amplios sectores de los suyos. Hace pocos días, más de 200 'comuns' manifestaron estar por la abstención. Gente como López BullaMarc Bartomeu o Eulàlia Vintró. Franquistas, vamos.

Ser franquista es lo peor. Franco fue un rebelde que no acato la Constitución española y consideraba al Gobierno de España como la encarnación de todos los males. Franco consideraba tambien que las leyes no debían cumplirse cuando atentaban contra sus principios.

Feliz Verano.

0 Comentarios
cargando