Ir a contenido

ciencia

Dos merecidos homenajes

Pere Puigdomènech

Joan Rodés y Gabriel Ferraté han situado la ingeniería y la medicina a la cabeza de la investigación

Estos días se han celebrado homenajes a dos personas que han influido de forma importante en la investigación de nuestro entorno: una sesión en recuerdo de Joan Rodés, fallecido el pasado enero a los 78 años, y un homenaje a los primeros 85 años de Gabriel Ferraté. Uno en el entorno del Hospital Clínic y el otro en el de la Universitat Politècnica y la UOC han sido determinantes en la evolución de las instituciones que han dirigido y que se han situado a la cabeza de la investigación y la innovación en sus respectivos campos.

Joan Rodés creó a los años 70 el grupo de investigación sobre el hígado del Hospital Clínic. Este podría ser ya un hito importante para un médico dedicado a un tema capital, pero es sobre todo la importancia que dio a la investigación desde los aspectos más básicos hasta la asistencia médica lo que hizo que su influencia fuera tan importante. 

Introdujo el concepto de priorizar la calidad, analizada de forma objetiva, tanto en la investigación como en su traducción en la asistencia a los pacientes. En 1993 promovió la creación de la Idibaps, un instituto de investigación vinculado al Hospital Clínic, que de este modo se convirtió en el primer centro médico, por la calidad de la investigación, en toda España.

Gabriel Ferraté ha desarrollado la mayor parte de su actividad en la Universitat Politècnica, de la que fue el primer rector de 1978 a 1994. Desde 1995 fue promotor y primer rector de la UOC, que creó siguiendo un modelo pionero basado en la conexión 'on line'. Desde siempre, Gabriel Ferraté estaba interesado en la introducción de nuevos procesos automáticos en el control de sistemas, un buen ejemplo de los cuales fue la creación de la empresa EYSSA, que se encargó del control de los semáforos de Barcelona, un sistema muy avanzado para su tiempo. 

Esta experiencia fue el inicio de multitud de iniciativas de investigación y de empresas que han contribuido a la cultura de la innovación en nuestro tejido empresarial.
    
Tanto Joan Rodés como Gabriel Ferraté empezaron su tarea en los últimos tiempos del franquismo y atravesaron la transición colaborando con su visión en la construcción de estructuras que han marcado la investigación en general en Catalunya, y en particular en el campo de la medicina y de la ingeniería. Su presencia en la escena política fue poco frecuente, pero ocuparon responsabilidades de dirección en sus respectivos ámbitos en momentos difíciles y aconsejaron a organismos públicos tanto de la Generalitat como del Estado. 

Aquellos años de transición fueron decisivos para la construcción de muchas de nuestras instituciones, incluyendo las universidades y los hospitales. Iniciativas como la de la Universitat Autònoma y sus ideas iniciales innovadoras, o la puesta en funcionamiento de grupos de investigación en varias disciplinas necesitaron también de la acción de visiones pioneras en tiempos muy difíciles.

No se entiende la situación en que se encuentra nuestra investigación, nuestras universidades y hospitales y también parte de nuestra industria sin la acción visionaria y perseverante de personas como Joan Rodés y Gabriel Ferraté. Por lo tanto, rendirles homenaje, y aún mejor en vida, es un acto de justicia. Algunas de sus aportaciones siguen muy vivas. Hospitales estrechamente vinculados al conocimiento que proviene de la investigación, como el Hospital Clínic, se han ido generalizando. Las universidades que utilizan las nuevas tecnologías como lo hizo la UOC son ahora parte de nuestro paisaje. 

Otras personas en los años 80 en el Estado y más recientemente en Catalunya han seguido la tarea de construir el panorama de investigación que tenemos hoy. Es inevitable tener la sensación de que, en algunos aspectos, esta evolución se ha visto truncada en estos últimos tiempos. La falta de incorporación de gente joven, la ausencia de nuevas iniciativas o una universidad que no se acaba de reformar parecen necesitar visiones como las que estos dos grandes personajes impulsaron ahora hace más de 40 años.

0 Comentarios
cargando