Ir a contenido

TRIBUNA

Bartzokas gesticula en la banda en un momento del partido ante el CSKA

ANDREU DALMAU (EFE)

De tiempos de vergüenza a tiempos de revolución

Luis Mendiola

Admito que siento curiosidad por lo que debía pasar por las cabezas de los responsables del Barça, descompuestos en el palco, mientras el CSKA Moscú pasaba por encima del equipo de Bartzokas en el partido de la Euroliga del viernes y le infligía un repaso en toda regla.

Hubiera dado dinero también por ver las caras de Joan Bladé, Albert Soler, Joan Carles Raventós o Rodrigo de la Fuente repasando las crónicas. No digo ya las del CEO del club, Óscar Grau o la del presidente Josep Maria Bartomeu. Los titulares van desde ‘un Barça a la deriva’, a ‘De vergüenza’ o ‘Siniestro total’. Pero estoy convencido de que hay una idea común en la mente de todos: el deseo que se acabe cuanto antes el suplicio y de pasar página.

Eso mismo deben pensar también los aficionados del Palau que  han sido testigos en las últimas semanas de derrotas muy dolorosas ante el Madrid, el Baskonia, el CSKA o el colista Galatasaray. Los sentimientos entre la 'gent blaugrana' va desde la ira a la frustración. Incluso a la resignación y la pena.

Frente al CSKA, el Barça no solo despidió sus remotas posibilidades de entrar en cuartos cuando aún faltan seis jornadas. También dejó claro que no se intuye salida a una temporada que se escurre por la cloaca, perdida ya la Copa, eliminados virtualmente de Europa y dando los primeros síntomas de desgaste en la Liga Endesa cuando se encara la parte decisiva de la temporada. 

El balance de la Euroliga, en la que los azulgranas siempre eran una referencia, es sonrojante: 9 victorias y 15 derrotas. Igual de contundentes que los números fueron las palabras del entrenador griego. «No somos consistentes, ni estables, tenemos altibajos y ahora nuestro nivel no es el necesario para esta Euroliga», admitió Bartzokas. Un ataque de sinceridad que da que pensar.

PEOR QUE CON IVANOVIC

Pero si ampliamos la mirada, el balance no puede ser más negativo. El Barça acumula esta temporada 23 derrotas en 49 partidos, un 46,9%, el peor porcentaje de toda la historia. Por mucho menos perdió la cabeza Dusko Ivanovic (un 40,5%), precisamente ahora hace 12 años en una de las últimas crisis de la sección, que le costó la destitución al entonces responsable del baloncesto, Josep Maria Bartomeu

Por la incapacidad del equipo de reaccionar y por el escaso nivel competitivo mostrado partido tras partido, es más que evidente que muchos jugadores se encuentran bloqueados, lo que hace pensar en otra criba en junio, en una rueda de nuevas caras que se repite cada verano.

También por la gestualidad corporal de Bartzokas, parece claro que el técnico vive superado por las circunstancias y es incapaz de dar con la tecla después de haberlo probado casi todo con el vestuario, incluso una multa económica. Eso genera dudas incluso de si es el más indicado para seguir en el cargo.    

Con la salida de Xavi Pascual del banquillo y de Joan Creus de los despachos, el club tenía el pasado verano una oportunidad única de reconstruir y sentar unas bases de futuro que ha dejado escapar. Los errores y la mala planificación dejan la sensación de año perdido. 

«Tenemos que estar avergonzados por lo que hemos hecho. Nos hemos avergonzado a nosotros mismos, a nuestro equipo, a la historia del club, a los aficionados», dijo tras la derrota con el CSKA el ala-pívot Vezenkov, con el orgullo herido en esta pendiente sin fin por la que se precipita el Barça.

La pregunta que muchos se hacen es si ese sentimiento de culpabilidad, que ha calado en el vestuario,  ha llegado a la directiva, que tiene en sus manos el futuro de la sección. Y si se han puesto ya en marcha para enderezar el presente y perfilar un futuro que se hace difícil imaginar sin una gran revolución y una mirada sincera a la gente de casa. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.