Ir a contenido

tú y yo somos tres

Ruiz Mateos, entrevistado por Pepe Navarro en 1994 (’El objetivo’).

Populismo y televisión: un tándem

Ferran Monegal

Advertía Juan Carlos Monedero en 'El objetivo' (La Sexta), teorizando sobre el populismo: «Es una palabra imprecisa. Vagabunda», y añadía: «Toda la política se ha hecho populista porque la democracia está hecha de audiencias televisivas. Estamos en una democracia mediática». Está bien visto. Solo hay que observar el éxito de Donald Trump y ver dónde está la base de su victoria triunfal. Eso es lo que nos enseñaron precisamente en el '30 minuts' del domingo (TV-3); emitieron un reportaje que se grabó en el estado de Tennessee poco antes de las elecciones, y allí la Norteamérica profunda, blanca y cristiana se encandilaba delante del televisor viendo a Trump prometiendo que con él Estados Unidos volvería a ser grande. Es curioso, junto a las enormes fotografías de este salvador, las ciudades también estaban tapizadas con la cara de Ronald Reagan, otro gran mediático del pasado. O sea, que el populismo y la tele se funden y conforman un tándem que puede llegar a fascinar a las masas. En 'El objetivo' del que hablábamos antes, Ana Pastor rescató imágenes de Ruiz Mateos en una entrevista que le hizo Pepe Navarro (A-3 TV, 1994). Observarán que los mensajes del 'señor Rumasa' son idénticos a los de Trump. Y con ellos consiguió, de entrada, 600.000 votos y dos eurodiputados.

LA CONFESIÓN DE ADOLFO SUÁREZ .- Encendida polémica con el corte de video, inédito, que pasaron en 'La sexta columna' sobre la confesión de Adolfo Suárez a Victoria Prego en noviembre de 1995. Suárez confiesa que tuvo que «colar», o sea, meter de tapadillo, las palabras «Rey» «Monarquía» en el referéndum de la Ley para la Reforma Política de 1977. Así evitó un referéndum sobre monarquía o república, porque «Había encuestas y perdíamos». ¡Ah! Las reacciones no se han hecho esperar. Eduardo Inda, en 'La sexta noche', opinó que Suárez ya estaba «iniciando el proceso de su alzhéimer», y añadió: «Dudo que estuviera en sus cabales». O sea, una variante de la defensa india de rey en versión obcecada: ¡los que tocan a la monarquía no están en sus cabales, aunque se trate del mismísimo Suárez! Más interesante es la polémica estrictamente televisiva: ¿por qué no emitió nunca A-3 TV esta entrevista? ¿Y por que calló Victoria Prego todos estos años? El hecho de que Suárez tapase el 'micro' con la mano no parece argumento sólido para apelar a la confidencialidad.