12 jul 2020

Ir a contenido

IDEAS

Crimen y arte conceptual

Ramón de España

Ferdinand von Schirach (Múnich, 1964) es un abogado alemán reciclado en literato (de la misma manera que el francés Olivier Marchal pasó de policía a cineasta) que se dio a conocer entre nosotros de manera inmejorable con dos magníficos libros de relatos, 'Crímenes' y 'Culpa', basados en casos en los que él mismo se había visto envuelto cuando iba por ahí con la toga puesta. Su primera novela, 'El caso Collini', fue una notable decepción después de comprobar su eficacia en el relato breve: se dejaba leer, pero no cumplía las expectativas. A partir de ahí, el señor Von Schirach tenía dos opciones: volver al cuento o perseverar en el formato largo, que es lo que acaba de hacer con 'Tabú', un libro excelente que ha publicado hace unas pocas semanas, al igual que los anteriores, la editorial barcelonesa Salamandra.

Con 'Tabú', Ferdinand von Schirach se saca la espina de una primera novela fallida tras dos libros de relatos magníficos

En breve o en largo, el estilo de Von Schirach se mantiene inalterable: frases cortas y contundentes, trabajadas a conciencia para decir lo máximo con lo mínimo, para que en el texto de turno ni sobre ni falte nada. 'Tabú' se centra en un personaje francamente extraño, el fotógrafo Sebastian von Eschburg, tarado desde la cuna por un padre suicida y una madre distante que prefería la compañía de sus caballos que la de su propio hijo. Buscando su lugar en un mundo que no entiende y en el que no acaba de encajar, Sebastian encuentra en las instalaciones propias del arte conceptual una manera de abordar los temas que le obsesionan, que son, básicamente, el sexo, el amor y la muerte. Cuando desaparece una muchacha que podría o no podría ser su hermanastra, se pone en marcha un proceso judicial en su contra que acabará llevando a un final sorprendente en el que el crimen y el arte establecen una extraña alianza que no voy a explicar aquí para no incurrir en el 'spoiler', pero que resulta tan fascinante como original e inquietante.

Con 'Tabú', Ferdinand von Schirach se quita la espinita de una primera novela fallida y se adentra un poco más a fondo en su peculiar mundo literario, tan raro como el del protagonista del libro, al que no acabamos de entender muy bien porque ni él se comprende a sí mismo. Creo que era un personaje de Shakespeare (casi todas las frases buenas son suyas, pero igual me equivoco en este caso) el que decía: “Cada vez sé menos quién soy yo y quiénes son todos los demás”. Una frase que podría suscribir el atormentado Von Eschburg.