Ir a contenido

Editorial

Éxito de la gran fiesta del manga

El salón barcelonés confirma que el cómic japonés es un fenómeno social

Los 142.000 visitantes con los que ha cerrado sus puertas el Salón del Manga de Barcelona consolidan al festival del cómic, la animación y la cultura japonesa entre las grandes manifestaciones de cultura popular que se celebran en la capital catalana, junto a acontecimientos como el Primavera Sound, el Sónar, el Salón del Cómic y, en el entorno cercano, el festival de cine de Sitges. El crecimiento de la gran fiesta del manga ha sido abrumador desde aquel 1995 en que unos mil aficionados a la historieta japonesa se citaron por primera vez en la estación de França. Tal es el creciente poder de convocatoria del salón que la organización estudia ya alternativas a los actuales escenarios de la Fira para poder dar respuesta a una demanda que cada año es mayor.

La contundencia de las cifras de asistentes refleja que el manga ha dejado hace ya tiempo de ser una cosa de jóvenes excéntricos amantes de la lejana cultura japonesa para convertirse en un fenómeno social que va incluso más allá del propio manga. La globalización de los fenómenos culturales contribuye al mejor conocimiento no solo de las creaciones artísticas japonesas, sino también a un mayor interés por otras facetas de la cultura y la gastronomía del país asiático, como demuestra el gran éxito de las actividades paralelas que se han desarrollado en el festival. El manga acerca culturas y pasiones, y para ello la ciudad de Barcelona se ha convertido un año más en escenario mundial privilegiado.

0 Comentarios
cargando