07 jun 2020

Ir a contenido

Editatona

Brecha de género

FRANCINA CORTÉS

Brecha de género

Jenn Díaz

Las mujeres no tienen tantas entradas en la Wikipedia como los hombres. ¿Influye la diferencia de wikipedistas? Sin duda. Sin paridad no hay igualdad.

El feminismo ha topado con su propio techo de cristal. Llegados a un punto en que la cuota femenina es una trampa en sí, el discurso se bifurca y se vuelve a bifurcar hasta eternizarse. Sin la colaboración de todos, hombres incluidos, vamos avanzando muy lentamente. Pero una cosa está clara: mientras no haya paridad en las mesas redondas, en los debates, en las directivas, en los periódicos, en el poder... no habrá una igualdad verdadera, digna. La meritocracia no tiene ningún sentido mientras no se le haya dado voz a tantos hombres como mujeres.

Por eso el feminismo ha topado con su propio techo de cristal, pero también vive sus horas más dulces. Hoy en día todo el mundo tiene una opinión sobre la conciliación y los bebés en el Congreso, sobre la Historia contada por muñecos de Lego, sobre el aborto y sobre la vida sin hijos y/o sin maridos. La problemática ya no es un asunto exclusivo de las mujeres, ni minoritaria: el discurso se ha colado en la vida cotidiana quizá porque la política ha empezado a darle visibilidad al machismo más sutil, y no solamente, como hasta ahora, a la violencia de género. Pero todavía no hemos llegado donde queremos llegar.

El maratón Editatona

Wikipedia lo ha llamado brecha de género. Si no se da igualdad de condiciones, cómo vamos a pasar a la siguiente fase, que sería la tan ansiada meritocracia. Dicho sea de paso que quienes más la ansían son los que dudan de los buenos resultados que daría la paridad. La brecha de género que padece Wikipedia está buscando solución. De cada diez wikipedistas, solo una es mujer. Por eso no es de extrañar que haya un vacío entre las personalidades que campan por la red. Las mujeres no tienen tantas entradas en la Wikipedia como los hombres. ¿Influye la diferencia de wikipedistas? Sin duda. Sin paridad, no hay igualdad. Y sin ella, la meritocracia es un engañabobos que no hace otra cosa que hacer más ancha y profunda la brecha de género. De ahí la importancia de Editatona, el maratón que se dedicará a editar, crear y mejorar la Wikipedia, haciéndola más fiable y honesta.