Ir a contenido
John Eliot Gardiner, autor de La música en el castillo del cielo, dirigiendo un concierto en LAuditori de Barcelona, el pasado 24 de enero.

EL PERIÓDICO

Música para leer

Rosa Massagué

Salvo rarísimas excepciones, en las listas de libros recomendados para Sant Jordi es difícil encontrar obras acerca de la música en general y la llamada clásica en particular, en sus más variadas manifestaciones. Por ello, aqui hay una pequeña lista sin ánimo de exhaustividad. Refleja únicamente los gustos, la curiosidad y el interés musical de quien la escribe.

Empecemos por la divulgación con '100 coses que has de saber de l'òpera' (Cossetània edicions. Lectio publica la versión en castellano). Firmado por David Puertas y Jaume Radigales, se dirige a un público neófito en esto de la ópera, pero con curiosidad por el género, aunque quienes ya saben, algo aprenderán o, como mínimo, refrescarán. Puertas ha vivido siempre en un ambiente musical y es profesor de música en el INS Can Puig de Sant Pere de Ribes. Radigales es profesor de la Facultad de Ciencias de la Comunicación Blanquerna de la Universidad Ramon Llull y bien conocido de los aficionados al género por el programa dominical 'Una tarda a l'òpera' que realiza desde la antena de Catalunya Música.

Los autores se conocen desde sus años de instituto. Allí empezaron a escribir una ópera que se debía llamar 'Candide' (en aquel momento estaban estudiando a Voltaire), pero cuentan con mucha sorna que lo dejaron correr porque no querían hacerle la competencia a Leonard Bernstein y por respeto al público. La complicidad tan consolidada entre ambos se nota en el libro que responde a preguntas como qué pinta el ballet en la ópera, si 'La flauta mágica' es para niños, por qué Wagner es tan difícil, qué es el do de pecho o cómo suena la ópera desde el gallinero, y así hasta el centenar en una especie de versión operística de la película de Woody Allen 'Todo lo que siempre quiso saber sobre el sexo y nunca se atrevió a preguntar'.

VIDA, ARTE Y CIENCIA // El pasado año, por estas mismas fechas, Radigales inauguraba con su monumental guía 'Una tarda a l'òpera' la colección La sonata de Vinteuil de la editorial Huygens. En esta edición de Sant Jordi la colección de nombre proustiano presenta dos novedades. La primera es 'Femení i singulars. Històries de dones i música', de Victòria Palma. Desde el 2005, la autora realiza un programa en Catalunya Música sobre mujeres que han sido protagonistas o determinantes en el fenómeno musical o, simplemente, han mantenido una relación particular con la música. En su mayoría son mujeres perfectamente desconocidas.

Para el libro Palma ha recogido 12 historias de mujeres y ha profundizado en su relación con la música. Entre ellas están las bien conocidas Clara Schumann, Nannerl Mozart o Lotte Lenya. Pero también nos descubre a la barcelonesa Lina Llubera que fue esposa de Serguéi Prokofiev cuyo matrimonio se convirtió en un drama terrible para ella pues pasó varios años en un gulag. También nos descubre a una Aurora Bertrana violonchelista antes que escritora; a Mel Bonis, una compositora francesa postromántica con un catálogo de unas 300 obras, o a la pianista rusa Maria Yudina, abiertamente opuesta al régimen soviético, pero admirada por su máximo dirigente, por Stalin

La otra novedad de Huygens es 'El beso y el mordisco', de Carlos E. Calderón Urreiztieta, arquitecto, doctor en Humanidades por la UPF, músico y bien conocido de muchos aficionados por sus conferencias y cursos altamente estimulantes. El título del libro se refiere a una frase que escribió Galileo Galilei y que puso en boca del matemático veneciano Giovanni Francesco Sagredo en 'Discurso y demostración matemática, en torno a dos nuevas ciencias' (1638).

Según el filósofo y físico, los sonidos de octava, quinta y cuarta producen "una titilación y un cosquilleo tal sobre el cartílago del tímpano, que [...] parece que a la vez, suavemente, besa y muerde". A través del monocordio, un instrumento de una única cuerda, el autor explica cómo en un momento de la historia la armonía se bifurca en música y acústica física, es decir, en arte y ciencia como descubre Galileo.

En este Año Granados con motivo del centenario de la muerte de Enric Granados --conmemoración que está transcurriendo sin pena ni gloria gracias a la desidia de las instituciones--, hay que agradecer a Pagès editors la recuperación de 'El rossinyol abatut' (hay versión en castellano, 'El ruiseñor abatido', editado por Milenio). La biografía del compositor de Lleida la firma John W. Milton, un académico estadounidense que se dedicó a estudiar en profundidad al músico catalán hasta el punto de aprender a tocar la guitarra para descubrir el sentido más profundo de las partituras. El libro fue merecedor en el 2005 del Independent Publisher Book Awards.

'El arte de escuchar. Viajes por la música clásica' (Universitat de Barcelona edicions), del periodista Roberto Herrscher, es una recopilación de artículos, crónicas y reportajes publicados en diversos medios periodísticos agrupados bajo los epígrafes de 'Personajes', 'Viajes' y 'Experiencias', en el que entre muchas otras cosas nos presenta por ejemplo una entrevista con el organero Gerhard Grenzing o con el maestro apuntador del Liceu, Jaume Tribó, o un largo reportaje dedicado a Plácido Domingo, hasta un concierto de una estrella del rock adolescente. 

GRANDES ENTRE LOS GRANDES // 'Vida y obra de J. S. Bach' (Akal) es un volumen editado por John Butt, uno de los grandes expertos en el cantor de Leipzig. Dividido en tres partes, la primera analiza el contexto histórico en el que vivió el compositor. La segunda, examina sus obras, y la última estudia su influencia y recepción. Bach también es el protagonista de 'La música en el castillo del cielo' (Acantilado) del que es autor alguien que conoce al compositor hasta los más mínimos detalles musicales porque lo ha interpretado durante toda su vida. Se trata de John Eliot Gardiner, uno de los directores más importantes y decisivos para la interpretación barroca de la segunda mitad del siglo XX y principios de este XXI. Ya que hablamos de interpretación barroca, el mejor homenaje que se le puede hacer al recientemente fallecido Nikolaus Harnoncourt es volver --o ir-- a alguno de sus libros, a 'La música como discurso sonoro' (Acantilado), por ejemplo.

Para ira acabando, un par de joyas. Una es el saber musical de dos genios condensado en menos de 200 páginas. De esto trata el volumen editado por Blas Matamoros que recoge el ensayo 'Beethoven', seguido de 'La dirección de orquesta' (Fórcola). Su autor, Richard Wagner, un rendido admirador del músico de Bonn a partir del cual elabora una teoría de la música. 

'Correspondencia de Gabriel Fauré a Isaac y Laura Albéniz' (Nauclero), recoge la relación epistolar entre dos grandes de la música europea de nuestro tiempo. Los dos compositores se conocieron en Zúrich, en 1905, y de aquel encuentro nació una profunda amistad que, tras la muerte prematura del compositor español, su viuda Rosina Jordana y la hija Laura continuaron como reflejan las cartas recogidas en esta pequeña volumen de 78 páginas.

Feliz Sant Jordi con música para leer.