11 jul 2020

Ir a contenido

Al contrataque

Clientas y maniquís en una tienda de ropa del Portal de l’Àngel, en Barcelona.

FERRAN NADEU

Tallas pequeñas

Sílvia Cóppulo

"La moda no está hecha para mujeres reales, porque el modelo de 'mujeres reales' no hace soñar a las mujeres reales"

«Los diseñadores de moda femenina son mayoritariamente hombres homosexuales y misóginos, a quienes no les gusta el cuerpo de las mujeres. Por eso lo maltratan y retratan un cuerpo que ellas no podrán tener nunca». Es Imma Urreaanalista de moda, doctora en comunicación, que da clases de Periodismo de Moda 3.0 en la UPF, quien me hace esta afirmación políticamente tan incorrecta. Pienso que el twitter se me llenará de mensajes contrarios a que permita desde la radio pública esta crítica a los diseñadores homosexuales.

Pero Urrea puede tener razón y es su opinión fundamentada. Añade: «Venden sueños y ellas se esfuerzan en caber en tallas más pequeñas para sentirse felices. Hay tallas estándares que no son reales, se las inventan, porque el tamaño es la moda y hay una gran industria detrás: dietas, tratamientos de belleza, gimnasios... La moda no está hecha para mujeres reales, porque el modelo de 'mujeres reales' no hace soñar a mujeres reales». Estoy perpleja, pero hay cosas que están cambiando.

Anna Riera es una estudiante de Psicología de Matadepera. Tiene 18 años. Tiene una talla 38 y, ella que está delgada, se ha enfrentado al segundo hombre más rico del mundo, Amancio Ortegael dueño de Inditex. Me cuenta las dos 'peticiones' que le ha hecho. La primera ya la ha logrado. Una tienda de Zara de Terrassa retiró los maniquís anoréxicos. Ahora pretende que la ropa de esta firma incluya tallas superiores a la 44. Ya ha recogido 100.000 firmas en change.org. Cree que estos modelos de mujeres 'de ensueño' anoréxicas provocan frustración e incitan a enfermar. «Si quieres grandes cambios, empieza por cosas pequeñas», dice Riera. «Deberíamos diseñar para personas, no para estereotipos. Dejar de discriminar. Además, sería una oportunidad de negocio». ¿Lo sería?, me pregunto.

LAS CURVAS DE LA BARBIE

El director creativo de la muñeca BarbieRobert Best, ha presentado la nueva línea con tres modelos diferentes: una más alta que la original, una más bajita, y una tercera 'barbie' con curvas. Dice que las niñas que jueguen verán que las diferencias entre personas son positivas. «Todo es posible, tengas el tipo que tengas», dicen los de Barbie. Me encanta el sueño americano. Queda lejos de aquel 1963 cuando el libro 'Barbie Baby-tos' recomendaba no comer para tener buena figura.

La última polémica la ha generado el espot 'Thisbody' de la firma de lencería Lane Bryant, vetado por las dos principales cadenas de TV estadounidenses por «indecente». Con poca ropa, modelos gordas con encanto dicen que su cuerpo está preparado para ser fantástico, sexy, para vivir y para iniciar una revolución. Me pregunto dónde está el deseo. En la perversión de las enfermizas de aquellos diseñadores homosexuales o en la vitalidad de las gorditas de Lane Bryant.

Temas Moda