Ir a contenido

Editorial

El Canet Rock repite con éxito

En el 40º aniversario de su legendario estreno, el nuevo Canet Rock ha celebrado este fin de semana una segunda edición que ha certificado el acierto de la recuperación de un festival emblemático. Lo demuestran los 21.000 espectadores reunidos en el Pla d'en Sala de la localidad del Maresme, una cifra inferior a los 25.000 del año pasado, pero es la deseable -según la organización- porque permite una mayor comodidad en el uso de los servicios. Así ha ocurrido en comparación con las disfunciones que se produjeron en el 2014, cuando hubo insuficiencias en áreas imprescindibles para un festival de música como las barras de bocadillos o los lavabos. Todo mejoró este fin de semana, incluida la cobertura de los móviles, que también suscitó muchas críticas.

La directora del Canet Rock, Gemma Recoder, manifestó ayer como balance su ilusión por una tercera edición en una decisión que aún no está tomada. Pero la respuesta del público parece argumento suficiente para empujar a los organizadores a buscar una oferta atractiva para el 2016. El Canet Rock tiene a favor un entorno que invita a una cita lúdico-musical que agrada a un público mayoritariamente joven -este año con visible aumento de chicas- con grupos como Els Catarres, La Pegatina, o Txarango. Las dudas se plantean porque el entorno musical catalán es limitado, lo que supone un riesgo de repetición, y la burbuja de festivales de música ya se ha cobrado este año una víctima tan ilustre como el PopArb de Arbúcies.

0 Comentarios
cargando