14 ago 2020

Ir a contenido

Elecciones y retos nuevos

Sílvia Cóppulo

El próximo domingo habrá elecciones en los ayuntamientos y en las autonomías no históricas. Los resultados que se obtengan nos despejarán muchas dudas. Ahora que hace cuatro años del movimiento del 15-M, veremos qué consiguen las fuerzas emergentes y qué fuerza mantienen las que han vivido en la hegemonía durante mucho tiempo y sabremos también si la corrupción cobra alguna factura allá donde no habita la vergüenza.

En Catalunya se verá el grueso que tiene el voto en base al eje nacional, y hasta donde se consideran las elecciones locales como una primera vuelta de las del Parlamento. Pero, en definitiva, veremos nuevamente que, pese al peso de los viejos partidos que miran de adecuarse a los nuevos tiempos, y de las nuevas formaciones que intentan aprender y madurar rápido, son los alcaldes y las alcaldesas, es decir, sobre todo las personas, con nombre y apellido, las que ganan. Ganan por empatía y capacidad de gestión.

Los alcaldes continúan siendo los artífices más importantes de juntar adhesiones. Algunos repetirán victoria cómodamente. Seguramente pocos, porque el que emerge de esta nueva situación es la fragmentación del voto. Las encuestas pronto callarán. Han previsto la complejidad del momento actual y quizás por eso se equivocan cuando del resultado buscan la concreción. 

La campaña llega a la última semana. Cinco días más, jornada de reflexión y voto. Desde primera hora de la mañana os explicaremos minuto a minuto como se vive el día de las elecciones. Los resultados del próximo domingo necesariamente tendrán que hacernos aprender a escuchar más y a llegar acuerdos. Ni la entente ni la gobernabilidad serán fáciles. Pero es el reto. Y el reto, es un estímulo para mejorar.