08 ago 2020

Ir a contenido

La hoja de ruta del Consell Assessor

Joan Solé

El año 2013, el Gobierno de la Generalitat creó el Consell Assessor per a la Transició Nacional haciendo uso del Decreto 113/2013. Aquel día 12 de febrero, el ejecutivo de Mas adscribía a su Departamento de Presidència un consejo para dotarse del mejor asesoramiento jurídico y técnico para desarrollar el proceso. Un año más tarde, el 29 de septiembre de 2014, presentaba el el 'Llibre blanc de la Transició Nacional de Catalunya'. Un documento que daba, o pretendía dar, respuesta a las cuestiones sociales y políticas para hacer viable la independencia de Catalunya.

El libro ya tenía en cuenta la no celebración del referéndum del 9 de noviembre, de hecho, narra de manera muy realista que la celebración sin un acuerdo era muy complicado. Se podía hacer uso de fórmulas alternativas, no recomendables, como las consultas populares celebradas entre el 2009 y el 2011. En caso de no ser así, el Consell ponía sobre la mesa la vía de las elecciones plebiscitarias cómo una de las más “adecuadas” y con un punto programático donde se explicite el objetivo único o primordial de la consecución de la independencia, que se puede concretar con una declaración unilateral de independencia.

El debate sobre la hoja de ruta preacordada por CDC, ERC, Reagrupament, ANC y AMI volverá, y cómo se ha hecho hasta ahora, se olvidará de una cuestión que puede resolver la situación: ¿Qué dice el informe del CATN sobre este aspecto? Es irónico que durante un año tengas un grupo de expertos trabajando para asesorar la institución más importante del país y no tengas en cuenta su hoja de ruta. Todavía diría más, creo que discreparían de un orden que reduce la aceptación de la independencia a través de un referéndum constitucional. Veo la imagen de catalanes diciendo “era votar que sí o perder la independencia”, como muchos ciudadanos votaron la constitución española del 78 porque era “aquello o quedarnos igual”.

Abstractos

Ni una lista única, ni una hoja de ruta que no contemple la declaración unilateral de independencia. ¿En qué tipo de rol se constituyó el CATN? ¿Fue un elemento abstracto de cara la galería para dotar de simbolismo lo proceso?

El año 1918 los catalanistas esperaban que en el Tratado de Versalles se hablara de la cuestión catalana, y el 1945 se quedaron de piedra cuando los aliados no respondieron al llamamiento contra el franquismo. La galería, tan brillante y tan estéril. El eslogan, 'El món ens mira', un espejismo. Hagan caso del CATN, una Catalunya autónoma que redacta una constitución para aprobarla en un referéndum que depende del consentimiento estatal es un regreso al pasado. Si quieren avanzar, revisen el Llibre blanc de la Transició Nacional de Catalunya elaborado por expertos.

Post publicado en joansole.cat​