Empleo y las herramientas en las redes sociales

Se lee en minutos
Clase en Barcelona Activa para buscar empleo en internet.

Clase en Barcelona Activa para buscar empleo en internet. / JOAN PUIG

Ojalá el nuevo año traiga más empleo. Pero, pase lo que pase, cada vez va a ser más complicado acceder como candidato a las vacantes que se produzcan. En el informe Cranet, elaborado por Esade y Mercer se lee que en el 2014 un 69% de personas buscan trabajo a través de las redes sociales frente a un 3% en el 2005. Aunque el boca a boca sigue siendo un método muy utilizado para encontrar trabajo, cada vez será más necesario estar en las redes, y no pasivamente sino de forma activa, imaginativa… y cuidadosa.

Las empresas comienzan a utilizarlas, no solo para contactar candidatos sino también, y en combinación con las tecnologías de la información, como poderosas herramientas en los procesos de reclutamiento. Posicionarse mal en dichos procesos puede dificultar el acceso a los mismos. Veamos algunos ejemplos.

Los ATS (Applicant Tracking System) son programas estándar que filtran currículos a partir de criterios como la edad y la formación. Pero, si se les incorpora procesadores de lenguaje, se refina el reclutamiento al permitir el análisis semántico de nuestra actividad digital. Nuestros correos electrónicos, los mensajes instantáneos o los clics de ratón dejan una huella que permiten a los procesadores conocer cómo trabajamos y nos comunicamos, afectando a cómo nos catalogan. Y también lo que otros opinan de nosotros. La herramienta Remarkablehire ayuda a analizar esas opiniones.

Si usted viaja en el vagón silencioso del AVE, todo un posicionamiento frente a la telefonía móvil, esa información, que ha dejado rastro en su compra del billete, interesa a Gild, una herramienta que utiliza los avances en comportamiento humano y neuropsicología para analizar cerca de 300 variables sobre la actividad de una persona: los sitios en los que pasa el tiempo, el lenguaje que utiliza, los proyectos en los que ha trabajado etc. Con esa información Gild elabora automáticamente un perfil personal y profesional.

Estar en el sitio adecuado en el momento oportuno es importante. La combinación de Linkedin y un geolocalizador como Bizzonia, permite localizar a potenciales empleados o empleadores y ayudarles a contactar físicamente.

Destacar entre miles de candidatos y ser preciso en la información que se transmite es crucial. La herramienta Vizify ayuda a integrar la información personal que aparece en redes personales, y profesionales, para elaborar un currículo visual que refleje la personalidad y competencias con muchos más detalles y atractivo que uno convencional.

Te puede interesar

Pathbrite permite, a su vez, ordenar y visualizar todas nuestras experiencias profesionales o de tipo formativo.

Estar y saber estar en las redes sociales va a ser cada vez más la condición necesaria para encontrar trabajo. Se está convirtiendo, de hecho, en una profesión. Y en una imposición incluso para los que no quieren entrar en el juego.