04 abr 2020

Ir a contenido

Intrusos en las primarias de Barcelona

Saül Gordillo

Cualquier ciudadano de Barcelona que se considere progresista puede votar en las primarias abiertas para elegir al candidato del PSC a la alcaldía. Los socialistas han sido valientes y transgresores con su apuesta por la participación en este determinante proceso electoral. Las redes sociales son una de las trincheras estratégicas en la pugna entre los cinco aspirantes. Rocío Martínez Sampere y Laia Bonet siguen liderando Twitter, en número de seguidores (11.400 y 8.218) e influencia digital (62 y 65, respectivamente). Jaume Collboni supera a Jordi Martí en cantidad (8.105 ante 3.524), pero no en calidad (60 a 61) según la valoración de una herramienta Klout. Carmen Andrés cierra ambos rankings.

La cibercampaña de estas primarias tan decisivas para el PSC transcurría tranquilamente hasta que un usuario anónimo que no se declara socialista, @elsomatent, irrumpió con un llamamiento para que los independentistas apoyaran masivamente a Jordi Martí, actual concejal y aspirante enfrentado al aparato del partido. Martí se ha aferrado al derecho a decidir sin complejos, y eso ha seducido a numerosos usuarios de las redes sociales que critican el golpe de timón del PSC contra la consulta.

El dilema está servido, y algunos periodistas se han mojado. Toni Aira entiende que el llamamiento soberanista pro-Martí es una operación de «boicot» a las primarias. Eduard Voltas y Andreu Barnils, en cambio, sostienen que los independentistas deben intentar resucitar el PSC más catalanista de la mano de Martí. Sea como fuere, la polémica está servida. Mientras Collboni acude al plató de La Sexta noche, Martí recibe apoyos en Twitter con #indyXmarti. El choque entre medios tradicionales e internet es un retrato del gran reto del PSC.