La rueda

Los indignados de fin de semana

Se lee en minutos
Noticias relacionadas

Ya echaba de menos Salvados, el programa de los domingos por la noche en La Sexta. Ese programa en el que Jordi Évole saca, de quienes intervienen, declaraciones expertas en materias de una gran incidencia social y que a muchos nos despierta el indignado de fin de semana que llevamos dentro. En el primer programa de esta temporada, Évole sacó de Pérez Reverte, escritor y periodista, contundentes reflexiones ya leídas en algunos de sus escritos que corren por las redes sociales, y que van sobre la impotencia que dice sentir ante una sociedad huérfana de discurso, de ideologías, y sin capacidad para estallar en conflicto ante la situación económica y social a la que nos han llevado las élites de este país. Seguro que más de uno pensó al escucharlo que por fin alguien decía lo que muchos pensamos. Reverte añadió también que a la mayoría de los españoles, más que preocuparles lo que sucede en la calle les preocupa lo que le puede suceder a su coche aparcado en ella. Interesante punto de vista. Después de oírle, uno llega a la conclusión de que hay mucho que cambiar del sistema y muy poco que esperar de esta sociedad adormecida y que supuestamente debería sublevarse. Vivimos hipnotizados por el fútbol y la televisión y somos el resultado de una filosofía de sociedad corrosiva, estúpida y fácilmente complaciente.

El concepto de Salvados es bueno, me gusta; pero me temo que no pasa de ser la mosca cojonera que le dejan ser y que, por desgracia, la mayoría de los que lo seguimos y que contribuimos a aumentar el índice de audiencia de su cadena nos olvidamos enseguida de la indignación que nos ocasiona cada domingo cuando evidencia lo arbitrario que es el poder, la mala calidad de muchos de nuestros políticos y lo miserable de este país, al que, a juicio del escritor, no le aguarda ninguna solución.