La rueda

Los romanos y el corredor mediterráneo

Se lee en minutos

Los romanos, militares e ingenieros, inventaron las calzadas, el primer sistema viario planificado estratégicamente. Lo necesitaban para mover sus legiones y garantizar las rutas comerciales terrestres. También hicieron numerosos puertos para asegurar las marítimas: el propio de Roma, en Ostia, u otros como el de Barcino (Barcelona) o el de Tárraco (Tarragona). Buscaban los lugares con mejor paso o los abrigos litorales más convenientes.

De Roma y hacia el noroeste salían las vías Cassia y Aurelia, que confluían en Genua (Génova) y llevaban a la vía Domitia, que llegaba a Ruscino (Perpinyà) y al alto de Panissars, en las Alberes, cerca del alto de El Pertús. Allí se convertía en la vía Augusta. La vía Augusta, de 1.500 kilómetros, pasaba por Gerunda (Girona), el actual Vallès, Tárraco, Valentia (Valencia), Carthago Nova (Cartagena) y Gades (Cádiz).

Dos mil años despues, la vía Augusta se llama AP-7, y la vía Domitia, A-9. A ambos lados del Pirineo tienen un trazado similar la N-2 y la D-900, que también pasan por El Pertús, como el AVE-TGV. En esos dos milenios, a la facilidad topográfica se ha sumado la concentración de actividad subsiguiente a una tan larga existencia de tales ejes. Paralelamente, se han consolidado los puertos de Barcelona, Tarragona y, deJaume I a esta parte, también los de Valencia y Palma. Hoy, Catalu-

Noticias relacionadas

nya, el País Valenciano, las Baleares y Murcia suponen un tercio de la población española, la mitad del PIB y de la producción agrícola, el 55% de la industrial, casi el 60% del tráfico terrestre de mercancías, el 65% del marítimo y el 60% de las exportaciones. ¿Por dónde les parece que debe pasar el corredor mediterráneo ferroviario que la Unión Europea y nosotros necesitamos?

El Gobierno español opina que por Madrid, Zaragoza y Canfranc. Brillante. Parece que se impondrá el buen sentido y Bruselas acabará optando por la solución romana. Elemental. ¡Qué lejos queda de la corte y de su clientelismo el peso de la realidad!