MAD confidencial

Bilingüismo

1
Se lee en minutos

La exhibición en Madrid dePetit indiresume –sin pretenderlo– la polémica que rodea a la ley catalana del cine. Ver en plena plaza de España un filme en versión original en catalán, subtitulado en castellano, es un saludable ejercicio normalizador. Pero no es creíble que la trama se desarrolle en la periferia de Barcelona y nadie hable castellano.