QUÉ HACER HOY EN BARCELONA

Música y humor en clave femenina

La Sala Fènix recibe a las divertidas Rodríguez Sisters

La formación original de este trío cómico y musical argentino.

La formación original de este trío cómico y musical argentino. / RODRÍGUEZ SISTERS

Los grupos que combinan la música con el humor suelen ir asociados con conjuntos masculinos como Les Luthiers y sus descacharrantes instrumentos inventados o La Trinca con sus letras con doble sentido. Por eso hacía falta que este género también tuviera una perspectiva femenina, y en ello están las Rodríguez Sisters, (Angustia, Desesperación y Jennifer) un divertidísimo trío argentino integrado por tres divas internacionales en decadencia que proponen un concierto teatralizado muy irónico y que podrá verse tan solo hasta el sábado en la Sala Fènix (aunque, en realidad, ellas crean que deberían estar en el Palau Sant Jordi). Lo forman Agustina Basso, Marion Candela y Cecilia Villanueva, estas dos últimas sustituyendo a las originales (Lara Epp y Yoli Lemes).

Las actuales Rodríguez Sisters, en una foto promocional.

/ JUAN GONZÁLEZ DEL CERRO

De las Andrew Sisters a Los Panchos

La formación interpreta diversos instrumentos como la guitarra, el ukelele, la flauta y otros menos convencionales como el kazoo o un raspador. Aparecen vestidas de forma algo extravagante, con pamelas y muchos brillos, como muy pasadas de moda. Parecen unas Andrew Sisters para las que no ha pasado el tiempo y, por ello, ¡qué mejor que empezar con uno de sus temas!, el clásico Bei mir bist du schon, con una coreografía divertida, acelerando y ralentizando el ritmo, casi como una parodia. Es un espectáculo internacional, así que se presentan en inglés, francés y castellano por si han venido extranjeros (vols dir?)

Celebran que el público haya acudido y nos cantan La bruja, un tema con referencias sexuales entre un solo de nariz y gorgoritos. Pero luego se ponen a reflexionar sobre el absurdo contenido de la letra y acaban discutiendo sobre… los ombligos. A continuación nos advierten que van a presentar una composición propia que Nat King Cole no tradujo bien, A lo mejor. En realidad, se trata del bolero clásico de Los Panchos, Quizás, pero utilizando sinónimos de las palabras originales. Por si fuera poco juegan alrededor de la mesa como si fuera el juego de las sillas y acaban recordando a sus antiguos amantes. Para morirse de risa.

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

Anuncios y un giro

Tras un pasamanos de cosas que dejan constancia de que tanto la escenografía como el atrezzo no son demasiado funcionales, pasan a una canción italiana, Guaglione, con una coreografía tan absurda como surrealista y acaba convertida en un reguetón deconstruido en el que juegan con sus voces y acaban derrotadas al darse cuenta de que el repertorio está provocando que se derrumben emocionalmente. En Piensa en mí alargan las notas y se ponen a reflexionar sobre la letra llegando a conclusiones inesperadas. Llevan ya un rato y están cansadas (ya son algo mayores) por lo que deciden hacer una pausa. En este intermedio aprovecharán para mostrarnos algunos vídeos publicitarios de los productos de su marca, Rodríguez Sisters, todos ellos creados para hacer más fácil la vida a la mujer.

Durante la pausa se han dado cuenta de que no les gusta lo hacen y plantean dar un giro al montaje. Aseguran que van a cantar una canción pesimista para no engañar a la gente y salen vestidas de novias interpretando la ranchera Paloma negra como si volvieran de una boda frustrada. Cuentan que van a hacer un acto reivindicativo a modo de performance y adaptan su ropa a ello. Es una canción dedicada al clítoris y cada una de ellas lleva un objeto que simboliza el suyo. Es otro de los momentos álgidos gracias al ingenio de la letra y la comicidad del trío.

Entre invitadas y carcajadas

Entramos en la recta final con un tema en el que una mujer considera que su hombre es su propiedad privada pero luego piensan que quizás se han pasado y le dan un giro radical a la letra. Todo ello escenificado con coreografía, cajón y guitarra como si estuviéramos en una fiesta flamenca. En cada función, una invitada se sumará a ellas y aportará su granito de arena particular al espectáculo. Acaban con una extraña melodía, una canción sobre las papas (en castellano y alemán) para agradecer la comprensión de la platea.

En la parte final del espectáculo interviene una artista invitada.

/ JUAN GONZÁLEZ DEL CERRO

Es una hora repleta de risas con tres cantantes y actrices que no paran de sorprendernos utilizando todo tipo de recursos y que también nos obligan a reflexionar sobre el machismo subliminal que esconden muchas de esas canciones que entonamos sin pensar en su significado. Bromean y se sinceran entre ellas y se nota que están disfrutando haciendo gamberradas, se despachan a gusto y nos llevan en una montaña rusa de carcajadas que pasa como un suspiro. Una garantía de diversión, que tanta falta nos hace.   

Las artistas utilizan instrumentos como las guitarras y el ukelele.

/ RODRÍGUEZ SISTERS

item

Rodríguez Sisters

¿Dónde? Sala Fènix (Riereta, 31).

¿Cuándo? desde hoy y hasta el sábado, 29, a las 20 horas.

Precio: de 8 a 16 euros.

Más información: Sala Fènix

Noticias relacionadas