QUÉ HACER HOY EN BARCELONA

La Filmoteca dedica un ciclo a John Cassavetes

Incluye quince películas como actor o director y un documental

Eduardo de Vicente

John Cassavetes está considerado como el padre del cine independiente norteamericano.

John Cassavetes está considerado como el padre del cine independiente norteamericano.

John Cassavetes fue un excelente actor de carácter que, ya desde sus inicios, decidió convertirse en director y recibió el sobrenombre de “padre del cine independiente norteamericano”. Rodó una docena de largometrajes con la colaboración de un grupo de amigos como Ben Gazzara, Peter Falk (el inolvidable detective Columbo) o Seymour Cassel y su mujer, Gena Rowlands, filmes de bajo presupuesto en su gran mayoría en torno a las relaciones humanas. Él abrió un camino que hizo posible la aparición posterior de múltiples cineastas más preocupados por indagar en la psicología de los personajes que de buscar la comercialidad a toda costa. La Filmoteca de Catalunya abre el 2021 con un ciclo dedicado a repasar su obra como actor y director, así como un documental que consiste en dos completas entrevistas con el artista.

Sus inicios como director

La retrospectiva se inicia con su primer filme como director, Shadows (1958, hoy y el jueves 7). Fue rodado en 16 milímetros, con un guion que se iba improvisando constantemente y muy pocos medios. Es un drama realista que sigue la vida de varios habitantes de Manhattan. Entre ellos, destaca la historia de un cantante negro y su hermanastra blanca. Cuando la muchacha inicia una relación con un joven, el artista intenta impedirlo a toda costa por cuestiones raciales. Uno de sus mejores trabajos como actor fue en The killers, de Don Siegel (1964, sábado 2 y miércoles 6), estrenada en nuestro país como Código del hampa y con Lee Marvin y Angie Dickinson en el reparto. Es una violenta versión en color de Forajidos, basada, a su vez, en un relato de Ernest Hemingway sobre dos hombres que son contratados para asesinar a un antiguo corredor de coches que participó en un atraco. Cuando van a dispararle, no opone resistencia, por lo que deciden investigar lo que ocurrió.

Otro de sus clásicos es Doce del patíbulo (1967, domingo 3 y martes 5), un entretenido filme de hazañas bélicas dirigido por Robert Aldrich y ambientado en la segunda guerra mundial, En este contexto, doce soldados norteamericanos que han sido condenados a penas duras reciben la oferta de ser amnistiados si aceptan participar en una operación suicida en Alemania. Su misión consiste en hacer volar un castillo repleto de importantes oficiales nazis. Para ello deberán someterse a un duro adiestramiento. Faces (1968, martes 5 y viernes 8) fue un extraordinario experimento que financió con lo que ganaba como actor. En el mismo, la cámara se convertía en un personaje más para diseccionar la crisis de una pareja que ha convivido durante 14 años. Él es un hombre de negocios que deja a su mujer para vivir con su amante mientras que ella conoce a otro individuo.

Un clásico del terror y un documental

La semilla del diablo (1968, jueves 7 y sábado 9), de Roman Polanski, era la adaptación de una novela de Ira Levin en torno a una joven pareja que se traslada a un edificio neoyorquino sobre el que parece pesar un maleficio. Poco después, una joven se suicida y conocen a sus extraños vecinos, que parecen miembros de una secta. La muchacha está embarazada y teme por su bebé. Toda la película posee un tenso clima de angustia, reforzado por sus extraños encuadres y sus tenebrosos decorados. El lugar escogido para el rodaje fue el famoso edificio Dakota, donde fue asesinado, años más tarde, el beatle John Lennon. Volvió a ponerse tras la cámara en Husbands (1970, domingo 10 y jueves 14), su obra más anárquica sobre tres amigos que entierran al compañero con el que, desde la juventud, formaron un cuarteto de amistad indisoluble. Para olvidar el duelo marchan a Londres y cogen una borrachera que, mientras dura, los mantiene alejados del dolor.

El martes 12 también podrá verse John Cassavetes (Hollywood 1965, París 1968), dos encuentros con el realizador para la serie francesa Cineastas de nuestro tiempo, unas entrevistas en las que desvela sus métodos de trabajo. Minnie and Moskowitz (1971, miércoles 13 y martes 19) nos llegó con el título de Así habla el amor y es uno de sus mejores trabajos. Se ocupa de la historia de amor entre dos solitarios. Él es un tipo ingenuo y algo alocado, mientras que ella es una soltera depresiva que ha acabado una relación con un hombre casado. Otra de sus cintas como realizador fue El asesinato de un corredor de apuestas chino (1976, sábado 16 y miércoles 19) en la que exploraba todas las posibilidades del color. La trama está centrada en un veterano del Vietnam adicto al juego que regenta un club nocturno. Participa en una partida de póquer en un casino ilegal, donde se arruina y se ve obligado a cometer un crimen para pagar sus deudas.

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

Al servicio de Gena Rowlands

Les seguirán dos grandes títulos más del Cassavetes director para el lucimiento de su esposa. Noche de estreno (1977, domingo 17 y jueves 21) es un áspero drama sobre los problemas de una actriz de teatro. Su mundo empieza a derrumbarse a raíz de una serie de sucesos: una admiradora suya muere accidentalmente y, paralelamente, se opone a interpretar a una mujer que empieza a envejecer. En Una mujer bajo la influencia (1974, domingo 17 y viernes 22) interpreta a una casada que sufre diversos problemas emocionales a partir del momento en el que sus tres hijos empiezan a ir el colegio y pueden pasar varias horas al día solos. La situación llegará a desequilibrar a su esposo, un hombre sencillo acostumbrado a vivir sin complicaciones.

Cassavetes también participó en filmes comerciales como La furia (1978, sábado 23 y martes 26), en el que Brian De Palma (Carrie) insistía en el tema de la parapsicología. El actor es el mejor amigo de un hombre cuyo hijo desarrolla unas especiales cualidades sensoriales, por lo que decide secuestrarlo por ocultos motivos. Muy entretenida y con efectos especiales que sorprendieron en la época. Gloria (1980) era otro vehículo para Rowlands, que es una mujer muy independiente cuyo vecino, contable de unos mafiosos, le confía unos documentos importantes. Pero poco después es asesinado y ella se hace cargo de su hijo, pero los delincuentes no les dejan en paz.

Dos últimas películas

Sus dos últimas obras como director cerrarán el mes. Corrents d’amor (1984, miércoles 27 y sábado 30) es la historia de amor entre una mujer obsesionada con la gente a la que quiere y un escritor que prefiere vivir encerrado en su mundo, mirando de lejos a los demás y huyendo de cualquier tipo de relación sentimental. Su filmografía finaliza con Un gran problema (1986, viernes 29 y domingo 31), que era una irregular parodia del clásico de cine negro, Perdición. En la misma, un agente de seguros quiere enviar a sus tres hijos a la universidad de Yale. Para conseguir el dinero de la matrícula no duda en involucrarse en una estafa que le traerá imprevisibles consecuencias. Todo un mes para descubrir o recordar a un artista todoterreno que cambió la historia del cine.

Ciclo John Cassavetes

¿Dónde? Filmoteca de Catalunya (plaza de Salvador Seguí, 1-9).

¿Cuándo? hasta el 31 de enero.

Precio: de 3 a 4 euros.

Más información: Filmoteca de Catalunya.