ECHAR RAÍCES

El Pi de les Quatre Besses del Dalmau

El viejo árbol, en estado de clara decadencia, es el más popular del parque natural de Sant Llorenç del Munt

Antonio Madridejos

El Pi de les Quatre Besses del Dalmau, en el parque natural de Sant Llorenç del Munt.

El Pi de les Quatre Besses del Dalmau, en el parque natural de Sant Llorenç del Munt. / ANTONIO MADRIDEJOS

El Pi del Dalmau (o Pi de les Quatre Besses del Dalmau, según su nombre completo), el árbol más famoso del macizo de Sant Llorenç del Munt y visita obligada de los senderistas que se adentran en el parque, ha sobrevivido en al menos dos ocasiones a lo que parecía una muerte segura, aunque el paso del tiempo no perdona y desde hace unos años presenta un estado senil, con una gran rama seca y una copa bastante rala. Como recuerda la Generalitat, en 1917 fue alcanzado por un gran incendio que afectó a la zona donde medra, pero se salvó gracias al esfuerzo del entonces párroco de Sant Llorenç Savall, Salvador Codina, y del seminarista Llorenç Garriga. Luego, en 1937, durante la guerra civil, se libró in extremis de ser talado porque el dueño de las tierras, Pere Dalmau, se negó al grito de que antes lo matarían a él.

El pino destaca por su forma de candelabro, con un grueso tronco (4,50 metros) que a baja altura se divide en las cuatro grandes ramas simétricas que le dan nombre, y por su avanzada edad, posiblemente entre 300 y 400 años. Aunque es visible desde lejos, para dar con él es necesario no confundirse de camino.

Localizador Google Maps de árboles singulares Echar Raíces-On Barcelona
 

Pinus pinea

NOMBRE COMÚN EN CASTELLANO: Pino piñonero
NOMBRE COMÚN EN CATALÁN: Pi pinyer, pi pinyoner 
ORIGEN: Cuenca mediterránea 
ANTIGÜEDAD: Hacia 1700 (estimación)
LUGAR: Sant Llorenç Savall (Vallès Occidental). La ruta más habitual parte del punto kilométrico 16,3 de la B-124. Es un carril de tierra cerrado al tráfico con una cancela. Al llegar a una bifurcación de caminos, tomar el sendero-riera de la derecha. En total, una media hora caminando (solo ida).