Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

de tiendas

Naolito.com: aguacates, dinosaurios y villanos

Nacho Díaz vende sus diseños con gag en esta tienda del Gòtic

Natàlia Queralt

Nacho Díaz posa junto a sus míticos aguacates en Naolito.com (Llibreteria, 18).

Nacho Díaz posa junto a sus míticos aguacates en Naolito.com (Llibreteria, 18). / JOAN CORTADELLAS

"Soy consciente de haber arruinado el día a muchos padres". El ilustrador Nacho Díaz, más conocido como @Naolito, habla desde el altillo de Naolito.com (Llibreteria, 18), la tienda donde se exhiben sus característicos diseños que cuentan con una legión de fieles seguidores en Instagram (casi medio millón). Además, desde su posición privilegiada -el estudio está en el altillo del establecimiento- puede contemplar cómo reaccionan los visitantes ante sus ilustraciones. "Desde aquí veo cómo hay niños que se quedan embobados ante algún personaje, se niegan a seguir andando y dan la lata a sus padres hasta que entran en la tienda", ríe. 

Aun así, las ilustraciones de Nacho Díaz no están pensadas para niños, sino para adultos. Irónicas y sarcásticas a partes iguales, desde el dinosaurio que elige (erróneamente) 'tijera' ante el meteorito inminente que le caerá encima hasta el iceberg del que solo se ve con claridad la superficie, mientras la parte que queda debajo el agua está borrosa, como si estuviera censurada. "Me fascina que haya niños que entiendan y compartan este humor", asegura el artista.

Camisetas

Nacho Díaz es de Cádiz, tiene 32 años y hace tres que vive en Barcelona. Estudió enfermería porque su familia insistió en que las bellas artes no tenían futuro, pero en realidad quien no tenía futuro como enfermero era él. "Dibujé mucho durante las clases en la universidad y fue como hacer un máster en ilustración", bromea. Al terminar la carrera, empezó a publicar sus ilustraciones en internet y, a partir de allí, le propusieron ilustrar camisetas. "Me di cuenta de que había gente que sin conocerme apreciaba mi trabajo", recuerda. 

Vendió su primera ilustración por 50 euros y empezó a calcular cuántas necesitaba vender para llegar a final de mes. "Entonces surgió la idea de abrir una tienda 'on line' y, de repente, lo que me habían dicho que no podría hacer, vivir de mis ilustraciones, sucedió", explica. 

Inspiración en la comida

Inspirado por su entorno y especialmente por la comida, el ilustrador no deja de dibujar personajes y viñetas hasta dar con el diseño perfecto. "De cada diez ideas, si tienes suerte, una será buena", asegura el artista. ¿Su última gran idea? Los aguacates. El 'AvocAlien' y 'Kindest Surprise', dos ilustraciones que teorizan sobre la posible regeneración de los aguacates: una a modo alienígena y la otra recordando al huevo Kinder.

Además, el ilustrador también ha autopublicado el libro de arte 'Villains need love', donde imagina cómo hubiera sido la historia de villanos como Voldemort o la Reina de Corazones si alguien les hubiera dado un poco de cariño. 

Situaciones comunes

Entre los grandes reclamos de la tienda destacan las viñetas de 'antes' y 'después', que plasman situaciones universales compartidas por la mayoría del público. "Querer ponerse en forma cuando llega el verano, haber comido demasiado en casa de la abuela o ir al baño son situaciones comunes en las que el humor supera las barreras del lenguaje", asegura Nacho Díaz. Estas simpáticas viñetas se pueden encontrar en láminas, bolsas de tela, camisetas, fundas de móvil y postales, entre otros formatos. "Si la ilustración no se entiende en tres segundos, he fracasado", sentencia.

Mención especial para el huevo que, antes de ir a la playa es un huevo duro y, después de un día tomando el sol, se convierte en un huevo frito chamuscado. Ideal para la temporada de verano.

Temas: Tiendas