Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

RUTA 'LOW COST'

10 grandes cócteles por menos de 10 euros

Coctelería anticrisis para la cuesta de marzo. Estas son las barras con mejor calidad-precio de Barcelona. Tragos triple B (buenos, bonitos y baratos) en abrevaderos de culto. En alguno la lió parda Lou Reed

Òscar Broc

Un bartender de Macera prepara un Ginger v sour de cardamomo. Aquí todos los cócteles cuestan 7 euros.

Un bartender de Macera prepara un Ginger v sour de cardamomo. Aquí todos los cócteles cuestan 7 euros. / Jordi Cotrina

Coctelerías de autor que ponen petardos en la copa, te sirven la bebida en cráneos de australopitecus, utilizan ventosidades concentradas de okapi para aromatizar los whiskys neozelandeses de moda, bla, bla, bla. Basta ya. No queremos pagar 14 euros por un cóctel, que no somos tontos, como los clientes de Mediamarkt. La cuesta de enero se ha convertido en la cuesta de febrero y va camino de convertirse en la cuesta de marzo. El bolsillo llora sangre como si fuera una talla mariana. ¿Existe alguna posibilidad, por pequeña que sea, de beber buenos cócteles en Barcelona por menos de 10 euros? Por supuesto que sí. Ahí van diez coctelerías y diez cócteles de categoría NBA con precios de Liga ACB. ¿No te importa pagar 12 euros por un cubata de garrafón infecto en un club de reggaeton, y le vas a decir que no a estos pequeñuelos? Acércate, no le tengas miedo a la coctelería anticrisis.

1. 14 De la Rosa

Copas con Gràcia

Cóctel recomendado: Rosita (tequila premium, vermut, Martini bitter, kefir de hibiscus, remolacha). 8 €

martí fradera

Dean y Amandine han desembarcado en Gràcia para repartir dopamina en forma de cócteles triple B (buenos, bonitos y baratos). Y las tribus locales ya les adoran. Dean es un esteta del minimalismo; se trabaja tragos clásicos con una técnica depurada y los metamorfosea a su gusto. Es un felino de muñeca calmosa y su carencia de agobios empapa de buenas vibraciones una carta cuyos cócteles no superan los 10 euros.

Es una de las barras con mejor calidad-precio de Barcelona. Los preparados con jerez y vermut están por debajo de los 5 machacantes. En los tragos largos, destaca un Bloody Mary épico a 7 miserables euros. Y en los tragos cortos está la reina del tinglado, un remix del Negroni con tequila que se llama Rosita y cuesta 8 euritos.

Tres detalles que son detallazos: cortan el hielo a mano, tienen café de especialidad y preparan platillos, por si necesitas acolchar las entrañas ante la tormenta inminente de destilados. Martínez de la Rosa, 14


2. Muy Buenas

Beberse Catalunya 

Cóctel recomendado: Josep Pla (ginebra infusionada con alcachofa, licor de alcachofa, vermut blanco de Montserrat, pomelo y tónica). 7 €

El viejo Muy Buenas, un bar modernista adherido al alma del Raval, terminó mordiendo el polvo. Su mobiliario histórico acabó desmontado cual Lego en un almacén secreto, junto al Arca de la Alianza. Pero el Grupo Confiteria pasaba por allí y, 'voilà', el bar volvió a la vida con sus antiguas piezas zurcidas cual Frankenstein modernista y la barra de mármol más bonita de toda la ciudad, el centro de operaciones del 'bartender' Roberto Saba. Su muñeca ha dibujado una carta de la terra donde mandan los licores catalanes, los precios no sobrepasan los 10 euros y las copas tienen nombres de celebrities de la cultura catalana, como Pere Gimferrer o Joan Capri.

Como buen amante del 'alcaucil' y del 'Quadern gris' que soy, mi cóctel favorito es el Josep Pla, una especie de Negroni con ginebra infusionada con alcachofa y licor de alcachofa, entre otras lindezas. Si hay hambre, dile a Montse que te saque unas croquetas, no seas Virgen del puño: 7 euros por este cóctel 'alcachofil' son un maldito regalo. Carme, 63


3. La Javanesa

Palabra de Kingsley 

Cóctel recomendado: Old Fashioned estilo Kingsley Amis (bourbon, azúcar, angostura, zumo de naranja natural, jugo de marrasquino y cereza, rodaja de naranja, cereza en marrasquino). 9 €  

Flora Saura y David Carabén tienen un bar. Mejor dicho, la presentadora de televisión y el líder de Mishima pueden presumir de tener un señor bar. Y no por su tamaño precisamente, sino por la reputación intocable de sus cócteles. La Javanesa abrió en el 2016 en las profundidades de Les Corts y en tres años se ha convertido en uno de los abrevaderos más de culto de Barcelona. Pablo Fiestas le insufla vida a copas con historia y poso. No hablamos de simples idas de olla, nada de eso; hablamos de tragos con comienzo, nudo y desenlace. En su carta encontrarás varias recetas por debajo de los 10 euros. Una de las copas más queridas, me cuenta Carabén, es el Crosta, un trago clásico para sibaritas a solo 9 euros. También puedes saborear una buena Margarita por 8. Pero el invento que más me llama la atención es el 'Old Fashioned' estilo Kingsley Amis. Me dice Carabén que lo preparan tal y como lo escribió el intelectual británico en el libro de culto 'Sobrebeber'. Pagar solo 9 euros por algo tan maravilloso me parece pornográfico. Joan Gamper, 12


4. La llibreria

Todo está en los libros 

Cóctel recomendado: Singapur, or not, Sling (brandy de cereza, limón, ginebra seca, gotas de angostura y un poco de licor Benedictine). 9 €  

Es una de las mejores coctelerías de la ciudad, de hecho si estuviera en Ciutat Vella y no en Les Corts sería un 'hitazo' muy serio. Que no te asuste la sofisticación de sus cócteles –clásicos revisados en su mayoría– o su majestuosa decoración de aires victorianos, con más libros de viejo que la casa de Paco Umbral: en la Llibreria podrás beber cócteles de campeonato por menos de 10 euros, piezas que en otras barras podrían cobrarse a 12 sin pestañear.

Detecto un tentador Whisky Sour a 8 euros y un Old Fashioned de libro a 9. Pero algo me seduce del Singapur, or not, Sling, a 9 euros la pieza. Es un caramelito bebible de altísimo voltaje con brandy de cereza, limón, ginebra, angostura y licor Benedictine; un charquito encarnado de felicidad, ejecutado con precisión, presentado impecablemente y con un final en forma de suave embriaguez sencillamente maravilloso… Y vale tres veces menos que la entrada de un concierto de Cepeda, ¿nos hemos vuelto locos o qué?  Doctor Ibáñez, 24


5. Boadas

La casa del Señor 

Cóctel recomendado: Cóctel del día Boadas. 9 €

La mejor coctelería de Barcelona, la más veterana (1933), la más auténtica, LA COCTELERÍA… Boadas podría subir varios euros los precios de sus copas y las vendería igual. Pero la honestidad de este santuario está por encima de todo. El mejor Dry Martini de la ciudad te lo trajinas aquí por 10 euros. Pero si vas justo de pasta, en la pizarra encontrarás una de las tradiciones de La Iglesia: los cócteles del día. Uno de ellos siempre está a 9 euros y es una de las incontables creaciones del recetario de la casa.

Piénsalo fríamente: estás bebiendo un cóctel colosal a 9 ridículas monedas en el mismo bar donde la pillaron gorda Joan Miró, Ernest Hemingway, Antonio Machín o Manuel Vázquez Montalbán… Si no te parece un regalo, es que te has vuelto majara. Tallers, 1


6. Macera

¡No a las marcas! 

Cóctel recomendado: todos valen 7 €

A diferencia de los colegios de Sarrià, en Macera no hay marcas. Esta coctelería prescinde de los costosos alcoholes premium y se macera ella misma los destilados con todo tipo de ingredientes. Ingredientes que dejan su huella de sabor en el líquido y colorean los cócteles creativos de la casa. En Macera solo verás botellas con etiquetas escritas a mano que parecen sacadas del laboratorio del Doctor Tornasol.

Los cócteles se revelan saludables, afrutados, con mucho ingrediente natural y ganas de gustar. Y nutren a incontables clientes potenciales de la sala Apolo. Todas las copas se mantienen en un precio estándar muy por debajo de la calidad del producto: 7 euros. Por cierto, la carta es la punta de un iceberg etílico que premia la imaginación del cliente. Tú puedes elegir el macerado y el refresco, y fabricarte una copa a lo loco. Porque los cócteles son como las personas: hay millones. Aunque pocos sean tan baratos. Nou de la Rambla, 102


7. Hijo de Méndez

Cuate, aquí hay tomate 

Cóctel recomendado: Mezcal Bloody (mezcal, infusión de pimiento asado, sal, pimienta, zumo de rábano picante, salsa Perrins, salsa viandox, zumo de tomate, zumo de lima y apio machacado). 9,50 €

Encima del restaurante Hetta reposa un espacio que opera con gastronomía y nocturnidad. Se llama Hijo de Méndez y es una fiesta mexicana en todos los sentidos. Con una carta que combina los inevitables tacos con recetas caseras de alto voltaje, como el fideo seco con queso fresco o la quesadilla gringa, este 'loft supercool' seduce también al bebedor con un catálogo pequeño pero tremendamente juguetón de cócteles mexicanos. Manejan líquidos de mucha calidad, pero ajustan los precios cosa fina. Y abundan los cócteles entre los 8,50 y 9,50 euros.

El Rosemary Mule, un delicioso Moscow Mule con tequila, lo peta muy fuerte. El Degollado no llega a los 9 euros y es una explosión de tequila, especias, albahaca, lima y humo. Pero hay una bestia a 9,50 euros que cunde y maravilla: el Mezcal Bloody, un Bloody Mary con mezcal, valga la redundancia, que devolvería a la vida al cadáver de Margaret Thatcher con una sola gotita.  Pasaje de Marimon, 5


8. Marlowe

Fundido a negro 

Cóctel recomendado: Intimidad (Martini bitter, licor de pino mugo y frambuesa). 9 €

Donde antes estaba la eximia coctelería Gimlet (y la no menos de culto Juanra Falces), se encuentra ahora uno de las barras más cálidas y elegantes del Born. En Marlowe el nivel es alto, pero los precios sensatos. Gimlets a 8 euros, no está nada mal.

En la carta con ingredientes kilómetro cero y destilados autóctonos, detecto un cóctel con naranja y vermut a 9 euros. Pero el 'bartender' Marc Pinotti me recomienda el Intimidad, con Martini bitter, licor de pino mugo y frambuesa: delicado, ligeramente amargo y pegadizo, como la canción de Lady Gaga que ha ganado el Oscar. Rec, 24


9. Moves like Jäger L'Entresòl

Moves like Jäger 

Cóctel recomendado: Red Forest (Jägermeister, fresa natural, azúcar líquido, lima natural y toque final de 7Up). 8 €

martí fradera

L’Entresòl es la repera, el local total, un sueño para el fiestero sibarita que no está para garrafones. Este garito es una fusión imposible de coctelería, 'pub' y discoteca; un bicho entrañable y muy difícil de encontrar en Gràcia. Vaya, que puedes beber cócteles de tranquis en las mesas del fondo o tirártelos por encima en pleno subidón delante de la barra. El asunto de base es que tienen una lista de cócteles a 8 euros muy recomendable y con deliciosas canalladas, como el Entresòl Mule, con 'ginger beer' con chile. La carta, además, esconde un apartado de cócteles con… ¡Jägermeister! (música de Carmina Burana de fondo). Me garantizan los cerebros de L’Entresòl que el Red Forest, con Jäger y fresa natural entre otros ingredientes, causa furor incluso entre los que odian el Jäger. Superconsejo: antes de beberte el segundo, borra el teléfono de tu ex del móvil; sabes que acabarás marcándolo a las 5 de la mañana. Planeta, 39


10. L'Ascensor

Arriba y abajo 

Cóctel recomendado: Vimlet (vodka, jarabe de lima y zumo de lima). 7 €

Todo lo que le falta de técnica y finura  lo suple con más personalidad que siete Fernando Fernán Gómez juntos. L’Ascensor cumplió 50 añazos en verano del 2018 y sigue totalmente inmunizado a la varicela turística del Gòtic. Ha sido el bar de la canallesca barcelonesa desde siempre. Loquillo, Quimi Portet o Manolo García pusieron la tienda de campaña en su barra durante mucho tiempo. El bar es un retrochute de modernismo de lo más placentero y tiene un ascensor de época como entrada, de ahí el curioso nombre. La Caipiroska marca 7 euros. También el despliegue de ron, zumo de limón y grosella del Planter’s Punch. No tiene la finura y la técnica de las grandes coctelerías, pero los precios son justos. Y siempre podrás decir que disfrutaste de un Vimlet a 7 euros en el mismo bar en el que Lou Reed la lió pardísima después de beberse hasta el agua de los floreros. Bellafila, 3