Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

ESTOY EN LONDRES

Junglas domésticas

La nueva tendencia de los 'millennials' londinenses: a falta de jardín, inundan sus 'minipisos' con macetas

Begoña Arce

Esme Tuler, en su puesto de Shoreditch, a la salida de la estación de overground

Esme Tuler, en su puesto de Shoreditch, a la salida de la estación de overground / BEGOÑA ARCE

En la salida de la estación de 'overground' de Shoreditch está esperando Esme Tuler rodeada de plantas. La joven florista forma parte de la nueva revolución verde que arrasa entre la generación de inquilinos del barrio con más subidón de la capital, pero con pocos parques. A falta de jardín, los 'millennials' están llenando sus viviendas de macetas y jardineras. El que menos, tiene una docena, algunos hasta 300, nos cuentan. Una tendencia, "que enlaza con la conexión que la gente quiere tener con la naturaleza y con el medio ambiente", explica Tuler.

Su familia tiene una floristería en el vecino Hoxton Street Market llamada Triffids. Es el nombre de las plantas de ciencia ficción, móviles, amenazadoras, carnívoras y muy venenosas, que inventó en los años cincuenta John Wyndham en su popular novela 'La noche de los trífidos'. Tuler tiene un antiguo ejemplar del libro y a quien le pregunta se lo enseña y le recomienda que lo lea. "En el relato, la naturaleza se venga de los daños que le hemos hecho a la tierra". Las plantas favoritas de los nuevos inquilinos de la zona son bastante más pacíficas y amistosas. Las preferidas son los helechos, la calatea, la monstera deliciosa, los ficus y los cactus, como es fácil de comprobar en Instagram.

Annie Dornan-Smith tiene 30 plantas en su apartamento de una habitación. La diseñadora gráfica de 22 años acaba de editar 'House jungle', una guía ilustrada para los jardineros de puertas adentro de su generación.

Redchurch Street es la calle de la moda en Shoreditch y a una de sus tiendas de ropa femenina más atractivas, Never Fully Dressed, también ha llegado la pasión verde. En un decorado de blusas de satén, faldas mini y vestidos de leopardo, el florista Reggie Smith ofrece sus tentadoras plantas. Agnes, la dependienta, cree que la creciente pasión vegetal se debe a que "vivimos rodeados de tanto hormigón, que deseamos tener algo cerca, que te alegre la vida. Algo vivo en casa". En el establecimiento hay bastantes cactus, "muy populares, porque son muy fáciles de cuidar".

CALEDONIAN ROAD

El fenómeno de las junglas urbanas, entre quienes andan entre los veinte y los treinta y tantos años, se está dejando sentir en otras grandes ciudades. En el Este de Londres quizá es más evidente por la mayor cantidad de gente de esas edades. Quizás también influya que allí queda también Caledonian Road. Los domingos son muchos los que se acercan al mayor mercado de flores de la capital. Un espectáculo de color en una ciudad con tendencia al gris. La calle tiene además pequeñas galerías, tiendas de cerámica, cafés, ropa vintage y alguna que otra antigüedad.

Temas: Estoy en

0 Comentarios
cargando

RECOMENDAMOS