Cine

'El hombre invisible' y otras 6 películas de seres incorpóreos

Con el estreno de 'El hombre invisible', repasamos algunas de las películas más icónicas sobre personajes con el superpoder de ser indetectable a la vista

Nando Salvà

Fotograma de la película ’El hombre invisible’ de Leigh Whannell.

Fotograma de la película ’El hombre invisible’ de Leigh Whannell.

Los humanos siempre hemos soñado con la invisibilidad, la capacidad máxima para hacer lo que queramos y no rendir cuentas de nuestros actos; y ese anhelo de libertad total ha sido reflejado en la ficción a lo largo de los tiempos, de Perseo a Harry Potter. En todo caso, quien más hizo por convertirlo en arquetipo fue el escritor H.G. Wells gracias a una de sus obras más célebres, 'El hombre invisible' (1897).

'El hombre invisible'

Terror
EEUU, 2020 
Reparto: Elisabeth Moss, Oliver Jackson-Cohen, Aldis Hodge, Storm Reid 
Dirección: Leigh Whannell

La llegada a los cines de una nueva actualización del relato -protagonizada por Elisabeth Moss en la piel de una joven que, tras el aparente suicidio de su ex, llega a convencerse de que el hombre sigue vivo aunque nadie puede verlo- es una buena ocasión para recordar algunas de las más icónicas.

1. 'El hombre invisible' (1933)

La película en la que se inspiran todas las demás, y la más cercana al libro de H.G. Wells. Un científico logra el superpoder del título y a cambio pierde la cabeza, y comete crímenes como el asesinato de su mejor amigo y el descarrilamiento de un tren de pasajeros. Pese a su inconfundible oscuridad, la película al mismo tiempo logra capturar el tipo de euforia y excitación que ser invisible probablemente proporcionaría. Considerando su fecha de estreno, sus efectos especiales siguen resultando deslumbrantes, especialmente en la icónica escena en la que el protagonista se quita las vendas de la cara y revela que bajo ellas no hay nada.


2. 'La mujer invisible' (1940)

Es más una comedia de enredo que una película de terror, y demuestra qué tonalmente versátil puede llegar a ser la premisa de la invisibilidad. Cuenta la historia de una imponente modelo que se vuelve invisible gracias a un dispositivo especial inventado por un profesor anciano que deberá mantener fuera del alcance de unos mafiosos que planean usarlo para fines terribles. Cuando da a luz a su bebé, la mujer descubre que su don es hereditario.


3. 'El espía invisible'  (1942)

Se centra en el nieto del Hombre Invisible, abordado por un cuarteto de agentes de las potencias del Eje ansiosos por obtener la fórmula al suero legendario. En lugar de dársela, el protagonista se hace invisible, se infiltra en la Alemania nazi y se convierte en el espía más valioso de EEUU. En otras palabras, la película propone una variación oportuna y lógica del arquetípico personaje. Después de todo, ¿qué mejor espía que alguien a quien los demás no pueden ver?


4. 'El invisible Kid' (1988)

Su estreno probablemente hizo que el bueno de Wells se revolviera en la tumba. Es la historia de un muchacho que usa la invisibilidad para contemplar a las chicas cuando se duchan y para vengarse de los matones del instituto haciéndoles trastadas. En la escena más gloriosa de la película, el héroe se cuela en el despacho del director y deja escapar una gigante flatulencia.


5. 'Memorias de un hombre invisible' (1992)

No se basa en el libro de Wells sino en una novela de H.F. Saint y, aunque probablemente sea la peor película de John Carpenter, eso no le ha impedido convertirse en obra de culto. Destaca sobre todo por su modo de detallar el funcionamiento pormenorizado de la invisibilidad, particularmente en la escena en la que puede verse el humo de un cigarrillo dentro de los pulmones del personaje del título. Asimismo, Carpenter recurre a un efecto parecido cuando muestra al protagonista comiendo y bebiendo. En su día, los efectos visuales que usó fueron considerados revolucionarios.


6. 'El hombre sin sombra'  (2000)

A causa de su descubrimiento, el científico que la protagoniza se vuelve violentamente inestable, lo que lo empuja a la agresión sexual y el asesinato. La película no solo introduce algunas ideas novedosas en el género, especialmente el uso de tecnología térmica para rastrear a una persona que no puede ser vista, sino que el director Paul Verhoeven sigiere que el poder de la invisibilidad nos convertiría en esclavos de nuestros instintos más primarios, y nos dotaría de una sensación de impunidad que nos haría increíblemente peligrosos.

Temas Cine